La Fundación Make-a-Wish afirma que no ayudará a niños enfermos terminales salvo que estén vacunados del Covi

El presidente y CEO de la Fundación Make-a-Wish, Richard Davis, ha anunciado mediante un vídeo, que:

«Todos los participantes de wish, incluyendo tu niño wish y cualquiera de sus hermanos, necesitarán que hayan pasado dos semanas después de haber recibido vacunas de una o dos dosis».

La realidad es que en un gran número de ocasiones, los niños son demasiado pequeños para ser inoculados, inmunodeficientes o se encuentran en un estadio de su enfermedad que les impide ser vacunados.

Además tanto la Organización Mundial de la Salud como las guías CDC indican que los niños menores de doce años no deberían ser inoculados con estas vacunas.

Esto significa, que muchos de los niños no podrán en ningún caso, recibir su deseo de la fundación antes de morir

Davis ha insistido en el vídeo que la organización ha consultado esto con «doctores y profesionales médicos», pero al ser niños enfermos terminales a los que no se les pone ninguna vacuna por su delicada situación, esto no tiene sentido.

El actor Rob Schneider ha declarado que va a terminar su relación con la fundación permanentemente:

«¿Make-a-Wish sólo concederá deseos a niños enfermos terminales que estén totalmente vacunados? Aunque ha sido un honor trabajar en esta fundación a lo largo de los años, ¿si esta política de discriminación de niños es verdad? Nunca trabajaré con ellos de nuevo. Jamás.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *