La Fiscalía pide cárcel e inhabilitación por presunto delito de falsedad documental y de prevaricación a Laura Borràs

La fiscalía ha solicitado cárcel para Laura Borràs, presidenta del Parlamento catalán y de JxCat, por delito de falsedad documental, penado con entre tres y seis años de prisión e inhabilitación y también la ha acusado de prevaricación, delito penado sin cárcel pero con una inhabilitación que oscila entre los nueve y los quince años.

No obstante, al contrario que Jordi Seguí, el juez instructor, el ministerio público la ha eximido de los cargos de malversación y fraude, cada uno de ellos penados con entre dos a seis años de prisión, lo que habría supuesto un incremento de la petición de cárcel.

Ahora sólo queda que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña fije la fecha para la celebración del juicio, lo que debería suponer la suspensión de Borràs como presidenta de seguirse el reglamento del Parlamento.

Sin embargo, Borràs se ha negado a cesar ni siquiera de manera temporal, como le exigían sus socios independentistas de ERC, a los que acusó de querer echarla de la política.

EL CASO

Concretamente, Borràs será juzgada por haber presuntamente fraccionado contratos a favor de un amigo suyo condenado por narcotráfico y falsificación de billetes llamado Isaías Herrero, cuando dirigía la Institución de las Letras Catalanas entre 2013 y 2017.

Se han investigado 18 contratos menores por una cantidad de 330.000 euros de los que el amigo de Borràs llegó a cobrar casi 310.000

Así pues, el juez instructor considera que Borràs abusó de sus funciones y dictó resoluciones injustas de manera continuada y asimismo da por probado que ambos simularon una concurrencia de ofertas con el fin de eludir los controles contables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.