La fiscalía de la Audiencia Nacional se opone al indulto a Pablo Hasel

El rapero fue condenado a nueve meses de cárcel por un delito de enaltecimiento del terrorismo, e injurias y calumnias a la monarquía y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Aunque los hechos por los que se le juzgó y condenó hubiesen sido constitutivos de delito en cualquier país del mundo, su detención provocó graves protestas violentas en varios puntos de España, especialmente en Cataluña.

La fiscalía de la Audiencia Nacional ha emitido ahora un informe en el que se posiciona en contra de que se le conceda el indulto al rapero Pablo Rivadulla, conocido artísticamente como «Pablo Hasel».

La fiscalía entiende que no procede el indulto porque «está condenado por múltiples hechos delictivos». Además, en alguno de ellos ya es reincidente, como ocurre con el de apología del terrorismo.

El Ministerio Público comunica que, de acuerdo al informe del Centro Penitenciario de Ponent (Lleida) y valorando su conducta, no se hace mención a que sea merecedor del indulto por razones de «justicia, equidad o conveniencia pública». Hasel ha manifestado su disconformidad con participar en los programas individualizados que se desarrollan en el centro penitenciario, no quiere realizar tratamiento alguno porque no considera que haya hecho nada mal.

La Audiencia Nacional ordenó en enero de este año su ingreso en prisión para cumplir una condena de nueve meses de cárcel por un delito de enaltecimiento del terrorismo, e injurias y calumnias a la monarquía y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. El 16 de febrero ingresaría en la cárcel de Ponent.

Esta decisión llegaba después de que en noviembre el Tribunal Constitucional (TC) notificara que inadmitía a trámite el recurso que Hasel presentó contra su condena, que previamente fue confirmada por el Supremo en junio.

En diciembre, la defensa de Hasel ya advertía de que la Audiencia Nacional podía ordenar su ingreso en prisión. Esta última condena se sumaba otra anterior a dos años de cárcel que se le impuso en marzo de 2015 por enaltecer a ETA en varios vídeos difundidos por Youtube.

Hasel fue condenado a 9 meses y 1 día de prisión por la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional en septiembre de 2018, así como al pago de una multa de aproximadamente 30.000 euros. Este tribunal redujo no obstante la pena inicial de marzo de 2018 que le impuso la Sala de lo Penal, y que ascendía a dos años y un día de prisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *