La erupción de La Palma sigue empeorando

Aumentan la sismicidad y el flujo de lava en los últimos días, las erupciones parecen no tener fin. Nuevos barrios han tenido que ser evacuados ante el avance imparable de las coladas.

Esta media tarde, la colada norte estaba a solo 800 metros del núcleo poblacional de La Laguna.

El fotógrafo Emilio Morenatti publicaba en twitter una dura imagen de la colada a su paso por un cementerio palmero, que a estas horas ya se encuentra aplastado bajo toneladas de roca fundida.

Las pérdidas patrimoniales y sentimentales en la isla alcanzan ya unas cotas difíciles de mesurar. Dos meses después de las primeras erupciones, todavía parece que la vuelta a la normalidad está muy lejos.

En los últimos días ha aumentado el flujo de lava en superficie. También se han vuelto a intensificar los terremotos.

Las coladas del centro-sur ya se han unificado formando una masa más o menos uniforme y una única fajana al llegar al mar. Un par de kilómetros al norte, una nueva colada ha desbordado por los acantilados, creando una fajana norte. Quién sabe si, de continuar las erupciones, la nueva colada norte y las coladas al sur también lleguen a juntarse.

Son ya muchos miles las familias afectadas por la que es una de las mayores catástrofes naturales de la historia contemporánea de España. De seguir a este ritmo, en unos meses la situación podría ser aún mucho peor, llegándose a duplicar la actual cifra de afectados directos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *