La ermita riojana Santa María de Barrio, en Cellorigo, se encuentra en estado de ruina avanzada y entra en la Lista Roja del Patrimonio

Madrid, 9 de mayo de 2022- La ermita de Santa María de Barrio, en Cellorigo (La Rioja), presenta un estado de ruina avanzada, y aunque se intervino en ella hace algunos años, esto no ha frenado su deterioro.

No goza de ningún tipo de protección oficial y no se están tomando medidas para su conservación

Por estos motivos, la ermita de Santa María de Barrio, en Cellorigo (La Rioja), acaba de incorporarse a la Lista Roja del Patrimonio que elabora la asociación Hispania Nostra
(www.listarojapatrimonio.org) y que recoge cerca de 1.100 monumentos españoles que se
encuentran sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores.

Parece que los orígenes de la ermita de Santa María de Barrio se remontan a la repoblación del siglo IX, como lo testimonia una puerta tapiada con arco de herradura en el muro norte, pero se cree que fue levantada en su totalidad en el siglo XII, sobre restos mozárabes.

Las noticias documentales más antiguas de Santa María de Barrio son de 1415, fecha en que el canónigo de Valpuesta, don Juan Martínez de Cellorigo, fundaba una cofradía llamada de Santa María y los Doce Apóstoles, que se ocupaba de aspectos religiosos y de asegurar las honras fúnebres del fundador. En la iglesia románica se añadieron, entre los siglos XVII y XVIII, otros elementos y dependencias. Hay constancia documental de obras que Lucas de Setién realizó en la capilla de la epístola en 1660, y de otras para construir la casa del ermitaño en 1703, así como de un arreglo general de la ermita a mediados del siglo XVIII, al que quizá correspondió la ejecución de la sacristía.

Se trata de una iglesia románica, probablemente del siglo XII, de una sola nave con cabecera cuadrangular, mas estrecha y baja. La nave se cubría con techumbre de madera sobre muros de sillarejo y la cabecera con una bóveda de cañón apuntado que aún se conserva. Esta bóveda arranca de una sencilla imposta, que recorre los muros norte y sur de la cabecera. De época barroca es el arco triunfal de medio punto sobre pilastras toscanas, que aún se conserva y, asimismo, la sacristía que estuvo en el lado norte de la cabecera, y una capilla con pórtico al sur de la nave.

Sobre esa construcción estaba la casa del ermitaño, hoy todo en ruina, aunque puede verse el ingreso adintelado hacia los pies. El muro norte es el mejor conservado de la ermita junto con la cabecera románica. En el hastial del lado este se abre una ventana abocinada hacia el exterior.

Más información en www.listarojapatrimonio.org o contactando con prensa@hispanianostra.org Persona de contacto: Bárbara Cordero. Teléfonos: 91 542 41 35/ 648 836 880

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.