La deuda exterior de España duplica al PIB por primera vez

Nunca antes en toda la historia de nuestro país, ni siquiera durante la Guerra Civil o la crisis de 2008, la deuda exterior había duplicado el PIB.

El Banco Central Europeo hizo sostenible la financiación del país durante esta crisis del Covid. La contención de las pérdidas con deuda pública ha posibilitado atenuar la caída y acelerar la recuperación económica.

En Europa, la inevitable austeridad ha dejado paso a una serie de estímulos fiscales. En España, el déficit público se quedó a un paso del 11% en 2020 y se mantendrá por encima del 8% en 2021.

El pasivo del Banco de España frente a la eurozona alcanzó los 348.000 millones de euros en 2020, 100.000 millones más que el año previo.

Si bien la política de deuda en estos momentos puede tener sentido, los países se están metiendo en una dinámica de endeudamiento de la que, en casos como el de España, les puede costar muchos años terminar saliendo.

Un país endeudado durante muchos años.

Si algo podemos sacar en claro del modelo económico español en esta crisis, es lo frágil y vulnerable que es a situaciones de estrés y mala coyuntura internacional. También su alta dependencia del exterior.

Si ya en tiempo de bonanza nuestro país se mantiene en unos altos niveles de deuda, en época de crisis esta se dispara.

El 80% de la deuda externa contraída este último año es a largo plazo, por lo que no va a suponer un gran problema a corto o medio. Casi la mitad de la deuda corresponde al sector público.

Balanza de pagos positiva.

Una buena noticia para España es que su balanza de pagos se mantiene positiva como en los años previos a la pandemia.

Aunque la deuda externa bruta esté en máximos históricos, la deuda neta no. Esto es gracias al superávit de la balanza de pagos de los últimos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *