La derecha arrasa en Italia, convirtiendo a Meloni en la primera mujer en llegar a Primera Ministra en alianza con Salvini y Berlusconi

La Coalición de Centro Derecha, liderada por la conservadora Giorgia Meloni, arrasa en las elecciones de Italia y acaba con cuatro años de crisis política.

El objetivo de Meloni es «reconstruir la relación entre el Estado y los ciudadanos»

La alianza de partidos de derecha, la Coalizione di Centro Destra, encabezada por el partido Fratelli de Giorgia Meloni, y acompañada por Lega de Mateo Salvini y Forza de Silvio Berlusconi, ganó la elección con un total del 42% de los votos en las elecciones generales de este domingo 25 de septiembre, según proyecciones oficiales de la cadena estatal Rai Italia.

El resultado cosechado por el Centro Derecha otorga 233 escaños en la Cámara de Diputados a la coalición, que también incluye a Noi Moderati y otros partidos de centroderecha liberales menores, y 113 escaños en el Senado, ambos con una amplia mayoría para poder pasar las reformas necesarias.

«Gobernaremos para unir a los italianos», ha asegurado Meloni

Como líder de la coalición, Meloni se convierte en la primera mujer en ocupar el cargo de Primer Ministro de Italia. Los resultados finales se esperan para la madrugada del lunes.

Fratelli ha obtenido el 25,5% de los votos, mientras que Lega obtuvo el 8,5% y Forza 7,9%. Es notable el aumento meteórico de popularidad de Fratelli en los últimos años, ya que había obtenido solo un 4,5% en las elecciones pasadas, del año 2018.

Meloni, una madre romana de 45 años que ha hecho campaña bajo el lema “Dios, patria y familia” y con una agenda marcadamente conservadora, que recuerda en muchos aspectos al partido Vox en España, lidera un partido que está en contra de la Unión Europea, la libre inmigración, los privilegios a la comunidad LGBT, el aborto y la economía socialdemócrata de los anteriores gobiernos.

En un pasaje de su discurso más sentimental afirmo: «Para nosotros es una noche de orgullo, de rescate y de lágrimas y abrazos, sueños y recuerdos, y es una victoria para los que ya no están».

Por su parte, el feminismo está teniendo un serio problema para manejar la victoria de Meloni. Por muchos años, especialmente durante el gobierno de Berlusconi, pidieron que una mujer ocupe el máximo cargo del Poder Ejecutivo, pero sin éxito.

«Tenemos que entender la responsabilidad que nos han dado decenas de millones de italianos, no traicionaremos a esta gente», ha concluido la líder italiana

En los próximos días se espera que Meloni, Salvini y Berlusconi definan un gabinete. Según fuentes consultadas indican que Meloni, además del liderazgo del Gobierno, obtendrá completo control del Ministerio de Relaciones Exteriores, Educación, y Cultura.

Salvini obtendrá el Ministerio del Interior, cargo que ya ocupó y que se encarga de la seguridad interna y fronteriza, además del Ministerio de Economía y Finanzas. Por último, Berlusconi parece que quedará como líder del Senado, y su partido manejará los hilos en el Congreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *