La cortina de lava del Sanchismo

Estamos asistiendo por parte de los medios de comunicación del régimen del 78 con el tema de la trágica erupción volcánica en la Palma, a un relleno constante de noticias en los telediarios y a un bombardeo de tertulias banales diarias de omisión sin remisión de problemas.

La lava tapa que un nuevo partido ha nacido. El partido de la España vacía. Al final este será un partido más que preste sus votos al Sanchismo

La lava opaca que estamos en máximos históricos en el precio de la luz y de las energías, atraco consumado más al bolsillo de los ciudadanos.

La lava eclipsa que nuestras mujeres solo tienen 1,2 hijos por pareja y que se pretende solucionar esto acogiendo inmigrantes ilegales negroides y mahometanos.

La lava cubre que los independentistas siguen avanzando posiciones hasta provocar la náusea de los que aún creemos en una España unida y con la vista fijada en el futuro, y en crecer en todos los sentidos como nación y sociedad.

La lava oculta también que España se ha convertido en un paraje baldío y destructivo a nivel  industrial, y que todos los partidos que gobiernan no solo no quieren revertir esta situación, sino que desean destruir más tejido industrial si cabe

La lava eclipsa que somos el país de Europa con más ninis, y con más desempleo juvenil. Que se fomenta la holgazanería desde los ministerios, que la cultura del mérito y del esfuerzo ha pasado a mejor vida en ese intento de igualarnos a todos desigualando las oportunidades

La lava ha sepultado que tenemos cuatro millones y medio de parados, y que el sector servicios no los puede colocar

La lava encubre que según Cáritas el 20% de la población española está en situación de necesidad. Que los pobres y mendigos aumentan en nuestras calles día a día.

La lava tapa el latrocinio que nuestras «élites» han decretado sobre nuestros ciudadanos para sufragar sus caros gustos. Tales como mariscadas, caviar y champán, mansiones de lujo y meretrices.

La lava esconde que el campo español ya no puede más.

La lava ha ocultado el aumento de agresiones grupales y de violaciones en grupo por parte de bandas de inmigrantes, los datos lo abalan

¿Por cierto nadie se ha dado cuenta que desde que se sacó a la momia no hay día sin desgracia?

¿Casualidad o realidad?, es lo que tiene perturbar el descanso eterno del personal de manera pueril.

Aunque la mayor desgracia está de gira por la ciudad de los rascacielos y lo que nos queda, a menos formación, más sanchismo o lo que es lo mismo, más pobreza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *