La Constitución es la solución

Hoy 6 de diciembre, un año más conmemoramos nuestra Constitución, la Constitución del 78, la cual cumple 42 años.

Este año no es un año cualquiera, es más importante si cabe, ya que está en serio peligro. El gobierno está poniendo en entredicho vitales artículos de nuestra Carta Magna, como el artículo 27.1.

Los que defendemos la libertad debemos defender con más fuerza que nunca la Constitución en su totalidad. Mientras que unos partidos quieren revivir el 39, otros prefieren revivir el 36, y solo uno reivindica el espíritu del 78, como señalaba el señor Garcés Sanagustín esta semana desde la tribuna del Congreso.

La situación que vive España es muy complicada y muy preocupante, con una sociedad dividida y polarizada. Y hay unos actores protagonistas que son los principales culpables de la división que vive la sociedad española, que son Vox y Podemos, sumando al Partido Socialista y sus socios de gobierno.

El multipartidismo, que decían era la quinta esencia de la democracia, y que vendría a regenerar España, lo único que ha hecho ha sido pudrir España y enfrentarnos a todos, ya que los actores principales de este multipartidismo, que son Vox y Podemos, son partidos guerracivilistas, que viven de la crispación, que hacen del “cuanto peor, mejor” su bandera de hacer política, partidos que señalan al contrario, uno dice si eres español de bien y los otros señalan al contrario como casta y ninguno de los dos defiende una libertad real.

Por eso, los que defendemos realmente la libertad, debemos defender cada día el legado del espíritu de la transición. Cuando ataquen a las Comunidades Autónomas, defendamos la Constitución. También cuando ataquen a la escuela concertada o cuando ataquen el castellano como lengua vehicular, defendamos nuestra Constitución. Cuando ataquen la unidad de España y la autonomía de nuestras regiones, defendamos la Constitución.

Defendamosla siempre, tanto de populistas de derechas, como de los ultras de izquierdas, porque defender la Constitución es defender España, porque la Carta Magna es la solución, no el problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.