La Comisión Europea propone considerar a las centrales nucleares y de gas como «verdes»

La Comisión Europea ha circulado un borrador de propuesta entre los países que conforman la UE del «Taxonomy», documento que decide las características que debe tener una actividad para que pueda ser considerada sostenible y libre de emisiones contaminantes.

El objetivo consiste en establecer las condiciones de acceso a los fondos europeos

Así pues, en el documento, la Comisión Europea proponer reconocer como «verdes» a las centrales nucleares ya en marcha y todas las que se construyan hasta 2054 y también los ciclos combinados que utilizan gas y obtendrán el mismo reconocimiento hasta al menos 2030.

Los informes científicos que demuestran que la energía nuclear es limpia y segura y garantiza un suministro estable y constante de energía eléctrica -al contrario que las renovables– han imperado, a pesar de la lucha constante contra los detractores ‘ecologistas’ y de izquierda que insisten en desestimar la evidencia científica.

Un número de países, como Francia, Chequia, Hungría, Rumanía, Finlandia o Bulgaria tienen la intención de ampliar su parque nuclear frente a otros como España, Alemania, Austria, Países Bajos o Luxemburgo, que siguen planeando el desmantelamiento de las instalaciones existentes.

De hecho, durante el periodo de tiempo mencionado en el borrador, Alemania ha cerrado tres reactores

Se ha dado luz verde a las peticiones de países como Polonia, que solicitaban esta misma consideración para los ciclos combinados. Fuentes diplomáticas polacas argumentaron en diferentes reuniones, que necesitan esta energía para realizar esa transición energética que está siendo exigida.

Los Estados miembros y la Plataforma sobre Finanzas Sostenibles tienen hasta el 12 de enero para responder a la propuesta.

Es en ese momento cuando la Comisión elaborará una ley delegada que enviará a los diferentes países y al Parlamento Europeo para su debate.

La UE ha declarado también que pretende lograr la neutralidad de las emisiones de CO2 para 2050 reduciendo la contaminación en todos los ámbitos.

EL DOCUMENTO

El documento plantea calificar como «verde» a los proyectos que sustituyan al carbón y emitan hasta 270 gramos de CO2 por kw/h

Siempre que exista un plan para cambiar a energía renovable o de bajas emisiones antes de que acabe 2035, se podrían obtener licencias de construcción hasta 2030.

Por lo que la energía nuclear podría ser considerada «sostenible» siempre y cuando las nuevas centrales que obtengan los permisos cumplan una serie de condiciones:

«La comisión considera que el gas natural y la nuclear pueden cumplir una función para facilitar la transición hacia un futuro basado predominantemente en las renovables».

ECOLOGISTAS Y EXTREMA IZQUIERDA FURIBUNDOS

Michael Bloss, eurodiputado de Los Verdes alemanes, ha declarado que:

«Incluir la energía nuclear y el gas en la taxonomía de la UE es como etiquetar como orgánico un huevo de gallinas enjauladas».

Y añadido:

«En lugar de dedicar dinero a inversiones como la solar o la eólica, se puede seguir en modelos de negocio disfrazados viejos y extremadamente caros».

Desde España la izquierda ‘ecologista’ no ha tardado en atacar tal propuesta:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *