La censura ‘woke’ llega a los videojuegos. Rockstar Games elimina contenido «políticamente incorrecto» de sus juegos

Si por algo se hicieron famosos los Grand Theft Auto, la archiconocida saga que dio fama al estudio Rockstar Games, fue por su incorrección política, sátira socia y libertad desmedida. Ahora, con los fundadores originales ya fuera del estudio, esto podría tener los días contados.

Aunque los cambios se filtraron hace unos días en internet, ha sido el nuevo trailer promocional de GTA: The Trilogy, el que ha confirmado algunos de estos cambios.

Por una parte, la camiseta original del personaje Phil Cassidy, ha sido cambiada. Si antes podía verse en ella una bandera confederada, muy típica de los rednecks sureños y los amantes de las armas en EEUU, esta ha sido cambiada ahora por una calavera. Las «razones» que han llevado a esto podrían ser las mismas que en la década pasada llevaron a Amazon a dejar de comercializar banderas confederadas en su web.

Un usuario se quejaba en redes de este hecho:

La camiseta de Phil Cassidy se ha modificado para eliminar la bandera confederada en una trilogía que se ríe en la cara de la corrección política. ¿Qué más han alterado para gustar al público actual? ¿Los anuncios de radio y discusiones? ¿Diálogos de personajes? ¿Objetivos?

Asimismo, algunos de los chistes más inolvidables e hilarantes de la saga podrían haber sido suprimidos o parcialmente censurados. Según rumores, el juego daría al jugador la oportunidad de censurar contenido potencialmente «racista» o «gordófobo», es decir, susceptible de herir sensibilidades.

Si antes el protagonista de GTA San Andreas, Carl Johnson, recibía comentarios y burlas acerca de su aspecto físico en caso de ponerse gordo, ahora esto ha sido censurado.

Finalmente, quizás el cambio más notable tenga que ver con una divertida y muy recordada misión del GTA Vice City que habría sido suprimida por completo.

Todos los jugadores del GTA Vice City original recordarán una misión en la que un transexual psicopático quiere matar a los miembros del grupo de rock Love Fist. De acuerdo con los rumores, Rockstar o su distribuidora y dueña, 2K Games, habría optado por eliminar la misión de raíz. De acuerdo con las teorías wokes (que en España traduciríamos por «progres»), dicha misión puede herir sensibilidades queer, transexuales y de personas con enfermedades mentales.

Aunque las ideas woke son rechazadas por la inmensa mayor parte de jugadores, desde principios de la década del 2010, son muchos los estudios y distribuidoras que han optado alinearse con dichos postulados. Esto se ha producido de forma bastante generalizada, ya sea por clara convicción ideológica (como es el caso de Neil Druckmann de Naughty Dog), o por evitar problemas con dichos colectivos, así como posible censura en algunos países dominados por la corrección política.

Rockstar se ha convertido en aquello de lo que se burlaron durante tanto tiempo”, escribía un fan criticando las decisiones de la empresa del logo de estrella.

Por último, cabe recordar que algunas de las canciones originales que formaron parte de las emisoras de radio de los tres juegos, han sido eliminadas. En este caso la culpable no es la censura, sino el hecho de que Rockstar ya no posee las licencias originales de dichos temas y ha tenido que sustituirlos por otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.