La AVT se manifiesta en Madrid y retira la medalla otorgada a Marlaska: «No todo vale, Gobierno traidor. Justicia para las víctimas del terrorismo»

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) se ha manifestado en la plaza de Colón de Madrid, como ya lo hizo hace siete años contra el Gobierno del popular Mariano Rajoy.

Esta vez, han reprochado al Gobierno de Pedro Sánchez, cuya política – y todo por mantenerse en Moncloa- ha traicionado a las víctimas de ETA, bajo el lema:

«No todo vale, Gobierno traidor. Justicia para las víctimas del terrorismo» .

Cientos de personas han acudido a clamar contra la falta de respuesta del gobierno para frenar los homenajes a etarras y contra el acercamiento de presos de ETA. Entre los gritos más escuchados han estado «¡Basta ya!» y «¡Marlaska dimisión!».

Maite Araluce, presidenta de la AVT, ha anunciado que va a retirar a Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, la medalla que la asociación le concedió en 2017, puesto que:

«Ha pasado de ser el juez implacable contra el terrorismo (..) a ser el ministro que ha derogado la política de dispersión y favorecido la salida de prisión de los presos de ETA con falsas cartas de arrepentimiento».

Cartas que, afirma Araluce:

«No buscan la reinserción sino blanquear la gestión del Gobierno».

Y añade:

«No están arrepentidos de lo que han hecho. Están orgullosos de ello. Por eso se les homenajea y se les recibe como héroes. Solo buscan salir antes de prisión».

También ha mostrado su indignación con el Gobierno de Sánchez al que ha acusado de blanquear al brazo institucional de ETA a cambio de mantenerse en el poder:

«Hoy estamos aquí para decir Basta ya. Basta ya de blanquear y reconocer como interlocutores políticos al brazo institucional de ETA. Basta ya de tratarnos como tontos. Vivimos tiempos complicados. Tenemos que ver cómo los que no condenan los asesinatos de nuestros seres queridos marcan las políticas de este país y se ríen de nosotros desde el Congreso».

Miguel Folguera, consejero de AVT, también ha hecho unas declaraciones en el acto, instando a Marlaska a que abandone lo antes posible su puesto en el ministerio del Interior:

«Estamos sufriendo a Marlaska. Nos dijo que nunca habría acercamiento de presos con delitos de sangre a cárceles del País Vasco y ahora más del 50% lo están. Si eso no es traicionarnos, que venga Dios y lo vea».

TODOS CON LAS VÍCTIMAS DE ETA

Diferentes asociaciones, fundaciones, colectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, funcionarios de Instituciones Penitenciarias y partidos políticos (VOX, PP y Ciudadanos) también han acudido a la manifestación para mostrar su apoyo.

José Luis Martínez Almeida, alcalde de Madrid, ha solicitado que se priorice el esclarecimiento de los crímenes de ETA sin resolver y ha lamentado que el gobierno no atienda a las víctimas:

«Estar al lado de las victimas debería ser el principal eje de actuación pero no siempre sucede. Le pido al Gobierno que tenga sensibilidad para atender sus peticiones. Aunque no se comparta lo que pueden reclamar, no se las puede dejar a un lado».

Las palabras más contundentes han venido de las declaraciones de Macarena Olona, secretaria general de VOX en el Congreso, que ha asegurado que las víctimas están siendo traicionadas por el Gobierno y:

«Por un indigno ministro del Interior que perdió la dignidad cuando se quitó la toga y se subió a la poltrona pública».

También considera que las víctimas del terrorismo están cayendo «en el más absoluto olvido» mientras sufren «una doble victimización»:

«Es evidente que ningún etarra malnacido debería disfrutar de ningún beneficio».

Edmundo Bal, portavoz parlamentario de Ciudadanos, por su parte ha acusado al Gobierno de «creerse la palabra de Otegi» para posteriormente descubrir que el entorno de ETA estaba preparando un homenaje a Henri Parot, el etarra más sanguinario de la organización terrorista:

«No puede uno confiar en la palabra de los terroristas». «¿Cómo se puede sentir una víctima en un pueblo del País Vasco cuando sale el terrorista de la cárcel y le reciben como un libertador?».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.