La asociación Musulmanes contra la Islamofobia aplaude y celebra la victoria talibán, «la liberación del yugo imperialista» y los avances para la mujer

La entrada de los talibanes en Kabul y la ofensiva que ha llevado a su victoria en Afganistán ha sido el marco de un escenario de terror en el se ultrajan constantemente los derechos humanos.

Para la asociación Musulmanes contra la Islamofobia, sin embargo, la ocupación terrorista talibán es algo que aplaudir y celebrar exultantes

Algo que ha expresado el portavoz de este grupo, Ibrahim Miguel Ángel Pérez, en una entrevista en e-noticies con Xavier Rius:

«Nos alegramos muchísimo y lo celebramos».

Ha añadido que:

«Estamos a favor de que un pueblo se libere del yugo del imperialismo norteamericano y del imperialismo occidental».

Insiste en que:

«Los talibanes son personas que aman a su país y que tienen un compromiso claro por gobernar y por satisfacer ciertas demandas de la comunidad internacional», dice.

También ha sido preguntado por la huida desesperada y precipitada de miles de afganos que se aglomeran en el aeropuerto, las estampidas, las personas cayendo en picado desde aviones y demás situaciones que se han visto en estos últimos días.

Según Ibrahim no tiene que ver con el régimen de terror de los talibanes, sino porque hay muchos pobres:

«Hay 20 millones de afganos por debajo del umbral de la pobreza, con unas expectativas nefastas, explica ibrahim».

Afirma que:

«Si yo fuera afgano y me dijeran que hay una posibilidad de conseguir una visa para Canadá también me iría corriendo al aeropuerto».

Respecto a la falta de derechos de mujeres y el temor abrumador entre las afganas, Ibrahim ha quitado hierro a la situación:

«El burka no va a ser obligatorio«.

Talibanes asesinan a una mujer por no llevar burka el mismo día que juran honrar los ‘derechos de las mujeres'»

Aunque, ha explicado, sí lo será «el pañuelo» y señala que «es algo que sucede exactamente igual en Irán, Arabia Saudí o Qatar».

Sobre los atentados islamistas en Europa, ninguna mención a las víctimas. Sólo compasión por los terroristas; la culpa es de la educación y cultura occidental y algunos imanes:

«Esos jóvenes son producto de la educación secular occidental que han recibido en el sistema educativo catalán».

Y disculpa los atentados declarando que:

«Son personas asimiladas a la cultura occidental que no se sienten perfectamente aceptados».

Y

«Tienen la desgracia de encontrar un miserable como era aquel imán».

Los terroristas son víctimas de las circunstancias, presa de imanes miserables, los malos son VOX:

«Se puede criticar el islam como un ejercicio de libertad de expresión con los límites que impone el código penal»

Pero lo que hace VOX es «vivir en la crispación», lo que les supone vivir un techo ya que «nadie soporta vivir constantemente instalado en la crispación y el odio»

LOS GRANDES AVANCES TALIBANES PARA LAS MUJERES

Se desprende de los artículos publicados en la web de esta asociación que los talibanes llevarán grandes avances a las afganas.

Uno de ellos, el primero en estos momentos, está escrito por Yvonne Ridley y se titula «¿Qué ofrecen los talibanes a las mujeres de Afganistán?»

En total acuerdo con Irene Montero, Ridley hace una concesión:

«Sería una desfachatez no reconocer la promoción de algunas mujeres afganas desde el derrocamiento de los talibanes en 2001».

Pero, por supuesto, no tarda en recalcar que:

«Para la mayoría, fuera de los principales pueblos y ciudades, sus vidas no ha cambiado drásticamente en los últimos 20 años. La vida ha seguido siendo dura; para muchas ha sido francamente miserable».

Respecto a las mujeres que han participado de la política en Afganistán, que son líderes de corales, organizaciones benéficas o que ejercen cualquier profesión -prohibido por los talibanes- , Ridley señala que es una minoría que:

«Forma parte de una élite muy privilegiada que se expresa muy bien ante las cámaras«.

Para Ridley, las afganas que se han puesto del lado de la «ocupación estadounidense» son en su «opinión, un golpe para el feminismo».

Pide que las dejen marchar y que se queden en Afganistán las que quieran construir un futuro mejor
Primera mujer alcalde de Afganistán: «Estoy esperando a que los talibanes vengan a matar a gente como yo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *