La arrabalera Ley de «In-Seguridad» Ciudadana

De aprobarse la nueva ley comunista de “in-seguridad” ciudadana, o, mejor dicho, chabacana, arrabalera, grosera u hortera, que se vayan «atando los machos» el gremio del taxi, los de Uber, Cabify y el resto del sector del SP, ya que los CCFFSE les disputarán el oficio a todos ellos. Es más, en cuanto corra la voz, decenas, que digo, miles de personas se echarán a las calles a prestarse voluntarios para ser identificados por nuestros valientes y aguerridos profesionales, Policías Nacionales y Guardias Civiles. Por cierto, la mejor Policía del mundo, ambas, pues las dos son una sola unidad en lo que se refiere en la defensa de la libertad, la seguridad de los ciudadanos y el orden Constitucional.

Quiero dar hoy otro enfoque a este artículo, con el permiso de Uds., queridos lectores. Un punto de vista más amable y simpático por las fechas que estamos, es decir, LA NAVIDAD y todo lo que representa para la civilización. Voy a desdramatizar para relajar el rictus y la carótida de tanta tensión acumulada durante mis columnas anteriores, e imitando (con toda la modestia) al gran y admirado Miquel Jiménez en su sermón semanal ─Yo sin llamar a nadie y sin videos de por medio, y por supuesto, sin la gracia que le caracteriza a D. Miquel─. Escribiré este artículo como si todo en España fuera lo que no es y fuese lo que siempre fue, es decir, una nación alegre, dicharachera, bromista, burlona, guasona, chistosa y en muchas ocasiones, sarcástica e irónica, donde llevaré al esperpento esta ley infame y arrabalera. Que hasta en estos meses hemos perdido esa alegría, el sabor por la fiesta, la empatía y simpatía que siempre nos caracterizó como pueblo. Casi hasta diría que las propias ganas de vivir. ¡Es que el comunismo amarga la existencia a cualquiera! 

Me imagino en tono jocoso, divertido con sarcasmo y con una sonrisa en la boca, pero con todos los respetos y admiración a mi querida Guardia Civil y a mi admirada y amada policía nacional, a delincuentes reincidentes preparar las veladas de los viernes y los sábados, como aquellas noches de los fines de semana en cualquier distrito de Madrid, donde esos delincuentes salían a cometer cualquier delito, eso sí, siempre a la moda en lo que respectaba al último modelo de vehículo; de esos que se robaban bien haciéndole el puente y desbloqueando el volante, por supuesto, de los que corrían de lo lindo. Que me lo digan a mí, que tuve decenas de persecuciones al más viejo estilo película de Hoollywood, pero en este caso reales como la vida misma. Pues bien, ya no les va hacer falta hacer el puente a un buen bólido para robar en cualquier sitio, será tan sencillo como querer cruzarse con un Radio-Patrullas del 091, los denominados “Z”, o a cualquier indicativo de G.C. y poner cara de sospechoso. Aunque para esto no tendrán que hacer mucho esfuerzo. Una vez que los policías se fijen en él/ella/ellos/elles…, procederán a identificar al “pavo/a/e”, que por supuesto estará indocumentado.

Imaginemos una intervención concreta…

─Primer servicio del indicativo Charly-zulu X traslada a efectos de identificación y cacheo al individuo “D”─.

La alfombra roja, el vino español y la esteticien

Una vez en comisaria o en el cuartelillo y dependiendo quien sea el personaje a identificar, ─Para todo hay categorías, no es lo mismo un vulgar delincuente, que un violador, pederasta o asesino─, pongamos que es un delincuente de cierta “categoría”, por ejemplo, un pederasta que “mironeaba” y husmeaba cerca de un parque. Pues bien, como decía, una vez en comisaria permanecerá en la sala VIP de estas dependencias, mientras se le ofrece el menú del día. Pero mientras que se decide por el menú, se le ofrecerá un vino rioja español con unos aperitivos para abrir boca.

Pederasta ─ ¡Agente, agente! ─

Policía ─Si, dígame Ud. Sr. marq…Diga, diga─

Pederasta ─Este vino es un rioja baratito, yo quiero un Vega Sicilia, que menos, ¿no compadre? ─

Policía ─ ¡Me cag… en to lo que se menea, la put… ley esta! Si, no se preocupe, ahora me voy a comprarle una botellita. ¿Le parece bien al señor? ─

Pederasta ─ ¡Magnifico!, magnifico! ¡Qué policía tenemos, leche! ─

Los tres menús

Hay tres tipos de menús; uno es una cena fría diseñada por el ultimo clasificado de MasterChef, y consistirá en un primero de sopa fría escaldada con trozos de zanahoria al dente; un segundo de las sobras del segundo plato del anterior “invitado” y un postre, plátano de Canarias para solidarizarse con La Palma.

Un segundo menú diseñado por Saúl Craviotto, orgullo del cuerpo, orgullo de España y encima, apuesto ganador de MasterChef 2, que consistirá en un consomé a lo James Bond, es decir, agitado, no mezclado, seco; un segundo compuesto por un bocadillo de mortadela de aceitunas a la cerveza, con tomates de la huerta de la comisaria. En el caso de no haber huerta, uno de los policías de seguridad se acercará al Mercadona a por cuarto y mitad. Este plato se servirá en las barcas del retiro acompañado por un agente que remará a toda velocidad (al estilo Craviotto); y de postre, un café irlandés con mucho whisky y nata aguada, remada y abanderada, homenajeando a su diseñador.

Y un tercer menú, diseñado por Ferrán Adriá, que consistirá en un falso caviar de croquetas de su tía la del pueblo, con un velo negro islamizado y osmotizado por él, que hará acto de presencia mediante un holograma meta universal para gafas de madera VR; un segundo que consistirá en canguingos y patas de peces con una reducción de Pedro Ximénez y Chiquito de la calzada y, por último, un postre rico, rico y sin un put…fundamento, que consistirá en efluvios de Constantinopla con aires de la sierra de Aracena ─pero cuando no sopla viento, que es más difícil de meter en el puchero─. ¡Delicioso!

Ni que decir tiene, que mientras se les hace la cena, podrán hacerse las uñas, ─Que falta les hacen; negras como el carbón y largas como las de un buitre leonado─ así como limpieza de cara, cambio de sexo, cirugía estética, cambio de piños y masaje facial. ─Pa relajar─

Dependerá también de quien es el “invitado” para ofrecerle uno de estos menús. En este caso como es un pederasta, le corresponde el segundo menú. El de Ferrán Adriá está reservado solo para asesinos, violadores, terroristas… ¡Perdón!, a los terroristas los invitan directamente a la Moncloa. Disculpen. Estos juegan en otra liga, se codean directamente con los gerifaltes. Para estos hay un protocolo especial. Estos son servicios especiales, además con su propio código de actuación, H.D.L.G.P., o traducido del latín clásico sería algo así como: hediondus dantescus lúgubreus genocidius putrefactus, o algo así. Lo que es seguro es que estos servicios los dirige directamente el ministro del interior, MarlasCa, acercándolos a sus cavernas, ¡perdón! a sus herriko tabernas, pero antes pasando por Moncloa. ─»Se lo puedo decir 5 veces o 20: no les vamos a acercar a sus ergástulas de donde salieron, no, no lo haremos»─ Pues sí, los acercaron, negociaron y se encamaron.

Los géneros, géneras, géneres

También en algún artículo de esta ley, “cuyo nombre no quiero acordarme”, viene el tratamiento por géneros de cada individuo. Para ello, por supuesto, las lecturas de derechos y otros documentos dirigidos a cada especie, género, “persona humana” o extraterrestre se harán en base a su condición: raza, genero, racialización, cuerpo extraño, melifluo, amebítico, cuerpo escombro o lamelibranquio. Es decir, se tendrán en cuenta todas las opciones de identidad sexual y una de chipirones, dos de bravas y siete Valium. Por ejemplo, si es de esos géneros ─Unos 75─ que quieren ser un reptil, se dirigirán a él como reptiliano, o por ejemplo si son fluidos, andróginos o agéneros, se le dirigirán como…Les salga de los co…Seguimos con otra de gambas. Qué les vamos a decir de los No Binarios, “pues que el mineraliiiismo (milenarismo) siempre va a llegar, nosotros somos el camiiiiino y la verdaaad. El apocaliiiipsis estaaaá ahiií. El mineraliiiiismo va a llegar” …A no, que esto era otra cosa. Bueno, el no binarismo es, pues eso, como el mineraliiiismo (milenarismo) pero con algún triple escoces de más, como lo fue el mineraliiiismo de antaño. Sanchez Dragó aun sueña con Fernando Arrabal y el mineralismo milenario milenarista.

Cacheos y otras “hierbas”

Vamos con los cacheos. Estos siempre se harán respetando los periodos digestivos de las cenas o comidas. Nunca, repito, nunca jamás se harán en plena cena. Tampoco habrá desnudos integrales. Es decir, siempre habrá una prenda que tape las partes púdicas, impúdicas y parafragilisticasespialidosas. Por lo que, si en ellas guardase algún objeto romo, remulo, remolón, o arma de cualquier tipo: punzante, tiroteante, sacrificante, cortante, apuñalante, o acojon…, los agentes actuantes se acogerán a la 5ª enmienda de los EE. UU, que total, como si tienes tos y te arrascas los coj…O dicho más finamente: ajo…y agua…Ya me entienden.

La tenencia de sustancias

Aquí viene lo de “otras hierbas”. Ni que decir tiene, que a los “invitados” no se les podrá incautar ningún tipo de sustancias; estupefacto me quedo, digo estupefacientes. Es más, se les facilitará una estancia con salida de humos, bandejas de plata y tubos transparentes, donde se puedan deshacer de ello. No hay más preguntas, señoría, ja, ja, ja, ja.

Material anti…Algo

A partir de ahora, todo el material antidisturbios, antimareos, antigravedad, con sensibilidad al enrojecimiento, o que pueda producir algún tipo de pupita o dolor, se eliminará de la dotación de los agentes. Estos tendrán que utilizar todas sus dotes psicológicas, hartarse de paciencia, pasarse por la farmacia antes del servicio y adquirir mucho nolotil o aspirinas para los dolores de las pedradas y demás objetos contundentes y recibir con los brazos abiertos y espíritu de servicio a cualquier objeto contundente, volador o rastrero que se les lancen, que por supuesto, no serán matasuegras ni caramelos como en las cabalgatas de los reyes magos de oriente.

Regreso al origen

Y por supuesto, ni que decir tiene, que una vez que se haya acabado con la paciencia de todos los agentes, ya de por si desquiciados con esta ley de in-seguridad ciudadana, cada dotación tendrá que retornar o regresar al punto de origen a todos aquellos que hayan sido trasladados a efectos de identificación, no identificada, inidentificable, pues no lo permite la ley, como lo es el caso de este pederasta, que después de hacer el circuito narrado, alfombra roja, cena abundante, manicura, pedicura, sala de hierbas y relax, cambio de sexo, cirugía estética, esteticien y dar mucho por cul…el Radio Patrullas Charly-Zulú X deja al pederasta en el parque donde lo recogió para que éste siga “mironeando” alguna víctima, niño, y así pueda culminar su delito que fue interrumpido por la Policía.

Así que después de llevar al esperpento y con humor esta ley, aunque en el fondo, no mal encaminada, solo me queda mostrar toda mi admiración por los CCFFSE, en especial a la mejor policía del mundo, la Guardia Civil y a la Policía Nacional y felicitarles a Uds. por ser fieles a este humilde servidor que tan solo pretende con sus artículos dar voz a muchos compatriotas y llevarles mi humilde opinión sobre la actualidad de España.

Les deseo FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2022. Y mi deseo para este año entrante es que tengan mucha salud y para ello contribuiría muy mucho que pudiéramos echar de España, que digo, de Europa, o mejor de galaxia, a toda esta banda que nos mal gobierna, pues les aseguró que de no estar ellos, seriamos mucho más felices, más prósperos e inmensamente más libres.

¡Viva España, arriba España, Viva la Libertad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *