Juzgado absuelve a cinco de los seis policías que tiraron la puerta de una casa durante la pandemia

Durante la pandemia, se hicieron virales las imágenes de varios policías nacionales que tras intentar negociar infructuosamente la entrada a un apartamento en la calle Lagasca de Madrid con el fin de sancionar a los participantes de una fiesta, reventaron la puerta con un ariete.

Los agentes fueron acusados de un presunto delito de allanamiento de morada

Hoy, un juzgado de Madrid ha absuelto a cinco de los seis policías involucrados en el caso.

Esto es, a todos los agentes el operativo menos al jefe de la operación

Ha ocurrido como consecuencia de la petición de la Fiscalía de sobreseer la actuaciones de los anteriormente mencionados agentes puesto que consideran que concurre la eximente completa de realizar una actuación cumpliendo las órdenes de un superior jerárquico.

Es decir, los cinco agentes no serán juzgados para dilucidar si allanaron o no la morada cuando tiraron la pueera sin mandato judicial, puesto que lo hicieron bajo las órdenes de un superior.

Y será contra ese superior, el subinspector de policía, contra el que seguirán las pesquisas antes de llegar a juicio.

ARGUMENTOS DE LA DEFENSA DEL SUBINSPECTOR

El subinspector, por su parte, defiende que actuó en respuesta a la detección de un delito flagrante, la negativa de los inquilinos del domicilio a identificarse tras varios requerimientos.

También asegura que el piso era un establecimiento turístico que había sido denunciado anteriormente por los vecinos y por lo tanto, no se encontraría amparado por la inviolabilidad del domicilio.

Finalmente, argumenta que actuó convencido de la legalidad de sus actos, algo que considera debería eximirle de todo castigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *