Javier Ruiz considera que los medios de comunicación han ido a cargarse a Pablo Iglesias

Desde que el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, dijera públicamente la pasada noche de las elecciones de Madrid del 4M que dimitía de todos sus cargos y abandonaba la política, han sido varios los presentadores de televisión que se han despedido de él.

Ana Rosa lo hizo alegrándose después de que Iglesias la denominase la “portavoz mediática de la ultraderecha”

Sin embargo, en El programa de Ana Rosa, el tertuliano Javier Ruiz ha denunciado el acoso mediático que se ha utilizado para echar al líder comunista de la formación morada.

“Han ido a cargárselo” denunciaba Ruiz

Durante la intervención de algunos colaboradores sobre la trayectoria de Iglesias, el periodista José María del Olmo definía a Podemos como “partido marginal”.

“Ocupa mucho espacio en los medios de comunicación, ocupa mucho espacio en Twitter, parece que tiene más tuiteros que votantes”.

La presentadora le interrumpía con un “ocupaba” y aludía a que solamente han pasado siete años desde que Pablo Iglesias comenzaba su andadura política.

Aquí entraba a argumentar el economista Javier Ruiz:

“Ha habido tales pasadas de algunos medios de comunicación con Podemos, hemos traspasado límites éticos intolerables. Se ha publicado la ecografía de sus hijos, se han colado en su casa para hacer reportajes. Se han violado cosas que yo no doy crédito todavía. Claro que ha habido mucha ocupación mediática, para destruir la formación. Y es indudable decir esto, y lo dice alguien que discrepa con casi todo con Pablo Iglesias”.

También hacia alusión a “ese aliento mediático que apuntabas [refiriéndose a Del Olmo] ha estado, pero para cargárselo”.

En este sentido, Ruiz aseguraba que solo le preocupaba una cosa:

“Si acosando a una persona durante un año a la puerta de su casa, si persiguiendo allí donde va de vacaciones, si mandándole balas, si todas estas cosas consiguen echar a un político, cuidado. Cuidado donde estamos entrando”.

Ana Rosa por su parte, intervenía para añadir:

“En España nunca nadie ha entrado en la vida personal de los políticos. Otra cosa es la crítica legítima de la acción política. Y él se ha pasado mucho con mucha gente y al final uno recibe la medicina”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.