Irene Montero anuncia que se gastarán 20.319 millones de euros adicionales (2,5% del PIB anual) en políticas «de igualdad» hasta 2025

El Gobierno ha aprobado este martes, Día Internacional de la Mujer, el III Plan estratégico de igualdad efectiva entre hombres y mujeres, que estará vigente entre 2022 y 2025 y tendrá una dotación de 20.319 millones de euros procedente de los distintos ministerios.

Este presupuesto ha de sumarse, como mínimo, a los cerca de 4.000 millones de euros anuales que el Gobierno destina al Ministerio de Igualdad y políticas relacionadas. Por ponerlo en contexto, anualmente se destinan menos de 5.000 millones de euros a Educación, habiéndose reducido estas partidas en los últimos años.

Elaborado por el Instituto de las Mujeres, el nuevo plan tiene como objetivo impulsar las políticas feministas-marxistas de forma «transversal» en todas las administraciones y en todos los departamentos.

La principal partida, que supone el 91% de los 20.319 millones, irá destinada a bonificaciones a la contratación, prestaciones por maternidad y complemento de rentas.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la titular de Igualdad, Irene Montero, ha destacado que este plan refuerza el compromiso del Gobierno por «convertir el feminismo en una cuestión de Estado» y desplegar las herramientas a disposición de las administraciones para «remover» todas las desigualdades que las mujeres.

«La Igualdad estará en el centro de todos los ejes de acción del ejecutivo«, indica el Ministerio que dirige Montero, que recuerda que España no contaba con Plan de Igualdad desde 2016, donde la inversión fue de unos 3.126 millones de euros, con lo que la inversión se quintuplica.

El plan está estructurado en cuatro ejes: ‘Buen Gobierno: hacia formas de hacer y decidir más inclusivas’, con una dotación de 59 millones de euros (el 0,3 % del total); Economía para la vida y reparto justo de la riqueza’ (18.461 millones, el 90,9 % ); ‘Hacia la garantía de vidas libres de violencia machista para las mujeres’ (972 millones, 4,8 %); y ‘Un país con derechos efectivos para todas las mujeres’ (826 millones, el 4,1 %).

El primer eje, ‘Buen Gobierno’, es un manual de instrucción para que las políticas públicas tengan perspectiva de género, con personal formado en esta materia.

El segundo, de mayor dotación, incide en el derecho a un empleo digno, reducir la brecha salarial y de las pensiones o dignificar las condiciones de trabajo de las empleadas «más precarias el país», las trabajadoras del hogar.

Montero ha señalado:

Desplegamos muchos esfuerzos para que el Estado se haga corresponsable de los cuidados, como las escuelas infantiles de 0 a 3 años, o las medidas del Plan Corresponsables para que las mujeres tengan liberado su tiempo para que puedan ejercer sus derechos.

El Plan señala que España pasa del 0,10% del PIB en presupuesto con impacto positivo en la igualdad a un 0,40% y con respecto al presupuesto no financiero del Estado, el presupuesto en políticas para alcanzar la igualdad efectiva entre mujeres y hombres supondrá el 4,4% frente al 1,1% del período 2014-2016.

El Ministerio ha destacado, además, que no hay ningún país en la UE que haya presentado un Plan homologable. De esta manera -afirma- España se sitúa una vez más en la «vanguardia europea».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.