Introducción al Comunismo | Parte II

Resolución de la Unión Europea sobre la Memoria histórica

“Destaca asimismo que, mientras que los crímenes del régimen nazi fueron evaluados y castigados gracias a los juicios de Núremberg, sigue existiendo la necesidad urgente de sensibilizar sobre los crímenes perpetrados por el estalinismo y otras dictaduras, evaluarlos moral y jurídicamente, y llevar a cabo investigaciones judiciales sobre ellos”.

“Evoca asimismo los atroces crímenes del Holocausto perpetrado por el régimen nazi y condena los actos de agresión, los crímenes contra la humanidad y las violaciones masivas de los derechos humanos perpetrados por los regímenes comunistas, nazi y otros regímenes totalitarios”.

Pero hoy en día, para desgracia de millones de ciudadanos, pues ellos siguen viviendo bajo el yugo del comunismo, como en Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, China, Corea del Norte, Rusia, Laos. Por cierto, Google da ya a España en la órbita comunista. Países donde reina el caos, la miseria, los asesinatos masivos, las diásporas, como el último informe sobre Venezuela, donde se estima que unas 5.000 personas habrían perecido asesinadas por aquel régimen criminal.

Pero es muy difícil evaluar las cifras, debido a que son países donde no se permite un mínimo de libertad para poder informar sobre los mismos. O la periodista y ex abogada, Zhang Zhan, detenida en China hace unos días y condenada a cuatro años de prisión. Ésta estuvo informando sobre la realidad en los hospitales, los muertos por los pasillos, los miles de muertos tirados por las calles en los primeros meses de la pandemia en Wuhan. También, como reconocimiento al primer científico que descubrió en Wuhan el Covid-19, Li Wenliang y que denunció ante el mundo sobre el brote del virus, costándole la vida a los pocos días.

Pero como digo, en esos países donde gobiernan con puño de hierro, sangre, asesinatos masivos, campos de concentración, donde apilan a miles, millones de víctimas que, por la barbarie de los dirigentes y líderes supremos de una supuesta revolución, que no es otra cosa que una dictadura que masacra, asesina o encarcela a cualquiera que ose oponerse a los dictámenes del partido único, es imposible saber la verdad, o informar al libre albedrío con un mínimo de seguridad personal, pues en todos esos países se pone al estado para proteger al régimen, para lo cual, se crea una policía especial que vela por los delitos “políticos”, por la vigilancia a los disidentes y si procede, detenerlos con juicios sumarísimos. Es sencillamente un infierno en la tierra, el terror y la muerte.

Los promotores del comunismo en España

Juan Negrín (PSOE), presidente de la II república, 1937- 1945 (ya en el exilio), junto con Largo Caballero (PSOE y UGT), fue ministro de Trabajo (1931-1933) durante su primer bienio, fueron los máximos exponentes del comunismo soviético, traído con los tentáculos de Negrín y los militares y espías bolcheviques del partido comunista soviético que pululaban y espiaban por la zona roja en compañía de sus adláteres comunistas de aquí, que les daban apoyo logísticos para traer a las brigadas internacionales, o preparar con los bolcheviques soviéticos asaltos y batallas para luchar contra el bando nacional.

Así como las relaciones que tenía Negrín con el partido comunista de la Unión Soviética y también coqueteaba con el partido socialista francés. Todo aderezado con una radicalidad marxista, incruenta, falsaria, totalitaria y nefasta para la libertad, que ya estaba siendo puesta en tela de juicio, o más bien, extirpada de la vida de los españoles de la época, por mucho que se vanaglorien las izquierdas de aquella supuesta democracia. No existía tal democracia. Cuando se da un golpe de estado, como en la revolución de Asturias (octubre de 1934), no puede haber democracia. Esa revolución incruenta y sangrienta, una insurrección armada, “obrera”, dirigida y planificada por la anarquista CNT, Alianza Obrera, el Psoe y la UGT con unos 1500 ó 2000 muertos y 30.000 detenidos. O el asesinato de Jose Calvo Sotelo el 13 de julio de 1936 a manos de guardias de asalto y escoltas de Indalecio Prieto (Presidente del Psoe) y simpatizantes socialistas.

Calvo Sotelo, Poco antes de su asesinato pronuncia un discurso donde dice: “es preferible morir con gloria a vivir con vilipendio”. O el genocidio de Paracuellos, donde en los años previos a la entrada de Franco en Madrid, el frente popular de Negrín y Largo Caballero, deciden acabar con los prisioneros nacionales de las cárceles, para lo cual se ordena al Comité Central del Partido Comunista que fusilen a dichos presos.

En esos momentos los que mandan en Madrid son, Angel Galarza, Ministro socialista de la Gobernación y Santiago Carrillo, Consejero de Interior del Gobierno, creado en la capital tras la marcha del gobierno de la república por la inminente entrada de Franco. Llegaron a asesinar a más de 6.000 almas, entre los que se encontraban cientos de niños, mujeres, ancianos que tan solo por el hecho de ir a misa fueron detenidos por las hordas bolcheviques del frente popular.
No puede haber democracia cuando se cometen actos de guerra, asesinatos y el desprecio más absoluto a las leyes vigentes, que fueron el leitmotiv durante esa década. ¡No puede haber democracia! cuando es el delito el que impera en un régimen.

Aquello, como digo, no era una democracia liberal como lo puede ser ahora cualquier país europeo, era un simulacro de república, nada que ver con las repúblicas democráticas y liberales del estilo república francesa, de EEUU, la república italiana y las innumerables democracias de la época cuyo régimen era una república. La II República Española estaba revestida de connotaciones democráticas, pero muy alejadas de un sistema parlamentario libre y democrático con sufragio universal directo, donde el imperio de la ley sobresaliera y se impusiera al caos y la destrucción reinante que existía en las calles de España.

Las dos almas del PSOE

Todo porque la izquierda, las dos almas del PSOE (como ahora), uno moderado, digamos social demócrata y el otro más marxista, que fue lo que abandonó Felipe González para ganar las elecciones, pero que desde José Luis Rodríguez Zapatero, éste volvió a las andadas y retomó la guerra civil, que en definitiva se trataba de eso, volver a reescribir la historia, pero donde esta vez ganara la izquierda y apartar a la derecha del poder durante décadas.

Aquel PSOE se radicalizó, bolchevizándose, lo mismo que lo ha hecho el PSOE actual, con un atajo de aplaudidores sectarios que, con tal de estar en el poder, ser nombrado con algún carguito y llenarse los bolsillos de dinero de las arcas públicas, son capaces de llevar al Psoe y a España al abismo del enfrentamiento civil entre hermanos, otra vez. Como toda la vida ha hecho el Psoe.

El PSOE y sus 140 años de existencia

140 años de latrocinios, golpes de estado, asesinatos, traiciones, mentiras, falacias, terrorismo de estado, crímenes indescriptibles y repugnantes donde algún día se sabrá la verdad. Como lo acontecido en los atentados en Madrid el 11 de marzo de 2004 y la conspiración que manejaron, presuntamente altos cargos del PSOE, con los servicios secretos de aquí (Cloacas del estado), posiblemente con la colaboración de los servicios secretos de algún país vecino y que silenciaron, se eliminaron pruebas, se pusieron pruebas falsas y se le ofreció al mundo una versión judicial, la llamada “verdad judicial” que nada tenía que ver con la verdad, a secas, donde hasta el propio juez juzgador, Juez Bermúdez confesaba a periodistas que “enviaría caminito de jerez, al puerto de Santa María” a todos aquellos que hubieran puesto pruebas falsas.

Pero se ve que pudo más la ambición de poder, a la hora de ascender, que la auténtica verdad de aquella ignominia, donde la verdad estaba, según manifestó José María Aznar,los que idearon el 11M, no están ni en desiertos remotos ni en montañas lejanas”. Estaba claro que él sabía más de lo que dijo, posiblemente pensó que la sociedad española no estaba preparada para asumir una atrocidad tan criminal y asesina, con presuntas implicaciones del principal partido de la oposición de España, el PSOE, donde en dicho atentado les costó la vida a 191 personas, miles de heridos, mutilados y afectados psicológicamente donde jamás se recuperarían de aquella barbarie, pero, aun así, después de aquella infamia, donde parece que todo estaba planificado presuntamente por el PSOE de Rodríguez Zapatero y Rubalcaba. Parece que todo se inició en esa fecha, todos los días posteriores a semejante matanza, como digo, todos los días son 11M.

Aquella barbarie consiguió cambiar a un gobierno gracias a la propaganda que Alfredo Pérez Rubalcaba utilizó para dar la vuelta a los sentimientos de muchos españoles, que se creyeron que el origen de aquel atentado había sido provocado por islamistas y una falsa participación de España en la guerra de Irak. España jamás participó en aquella guerra, tan solo fue un acto publicitario de salir en unas fotos en las islas Azores, donde Aznar presumió de ser un líder a la altura de Busch, Barroso, Blair, pero nunca se enviaron tropas en esa guerra. Pero la propaganda socialista de Rubalcaba, saliendo en masa a los medios de comunicación para hacer creer a la sociedad que aquel atentado fue como represalia a la actuación de España en aquella guerra. Incluso haciendo un llamamiento a que saliera la gente en masa a la calle Génova, en plena jornada de reflexión, a la sede del PP, donde rodearon dicha sede y a Mariano Rajoy que tuvo que salir a pedir auxilio. La primera vez en la historia de la democracia que se vulnera la jornada de reflexión.

El latrocinio del PSOE

Por seguir recordando actos de latrocinio del PSOE, como el robo del oro del banco de España, que Largo Caballero le entregó a Negrín para enviarlo a la URSS de Stalin como pago a los envíos de tropas brigadistas a España. Stalin, cuando recibió tal cantidad de oro, comentó: “los españoles van a ver el oro como sus orejas” esto hace referencia a un dicho popular ruso, que viene a decir como que, no lo volveríamos a ver ni en pintura. O el sistemático latrocinio en Andalucía de todos conocido, los Eres, los cursos de formación, mercasevilla, con unos 3.000 millones robados a las arcas públicas y a la UE, algunos de ellos sin haber sido juzgados.

Hasta ahora, el más escandaloso fue la condena a los dos ex presidentes andaluces, Griñán y Chaves, pero también a todos sus gobiernos en un proceso histórico donde se intentó por todos los medios que no se juzgara, con presiones escandalosas a la juez instructora Sra. Alaya, donde tan solo en este procesamiento se demostró un robo de más de 750 millones de euros. Todo a falta de ser juzgados otros tantos casos con cerca de 300 implicados del Psoe, UGT y el Partido Comunista.

El Frente Popular y los enemigos de España

En enero de 1936 se formó un conglomerado de partidos, denominados frente popular que acabó de infectar e inocular en la sociedad una ideología que ellos presentaban como un recurso intelectual propagandísticos de un mundo idílico donde los obreros serían los gobernantes y propietarios de todo. Los depositarios de la esencia misma del comunismo, de su supremacía ante el capital, que era el enemigo de los “seres indefensos del mundo”. Siempre fueron los mejores en la propaganda, en la mentira y en la muerte. Estas tres premisas, diría yo, son la esencia misma del comunismo, es su razón de ser y existir, es el virus del siglo XX (como el Covid-19 pero en ideología asesina), tan actual y tan presente en nuestros días. Ambos “virus”, el de la pandemia y el otro, el comunismo, están presentes más que nunca en nuestro país y en el mundo.

La quimera del comunismo

El comunismo, que nació sobre una hipotética e idílica base para conseguir y ganar la “lucha de clases”, donde en ese supuesto se pretendía la quimera para conseguir la insurrección revolucionaria, la dictadura del proletariado, o la supremacía de la clase obrera sobre el capital, nada más lejos de la realidad, pues los hechos demostraron lo contrario, desde Lenin, Stalin y sus sucesores, no sólo en la antigua Rusia pos zarista, luego en la URSS (1922-1991) y en todos y cada uno de los regímenes allí donde alcanzaron el poder e implantaron su régimen de terror, aniquilaron la libertad, asesinaron a más de 120 millones de almas, de personas inocentes que murieron sin razón, convertidos en despojos humanos por los lideres totalitarios y criminales que gobernaron y aún gobiernan algunos países. En todos y cada uno de ellos donde hayan gobernado, o aun gobiernan en el mundo, allí siempre se sometió al pueblo a la mayor tragedia que el mundo haya conocido y aún en nuestros días, hay varios países que ejercen el terror, la dictadura, el asesinato, las diásporas, las calamidades, el hambre, la miseria, la deshumanización de sus ciudadanos hasta mermar las poblaciones de forma sistemática, o el encierro en campos de concentración, o de trabajos forzados que en todos esos países existen por sistema. La quimera de la dictadura del proletariado, o la supremacía de los obreros, tan sólo fue eso, una quimera.

Y no sólo eso, sino que todos los líderes de esa ideología criminal aniquilaron a toda oposición, o los que representaban al capitalismo, pero no se conformaron con eliminar a la disidencia, sino que iban quitando de en medio a todo aquel (incluidos del mismo partido, ideología o facción) que les hacían sombra en su estrategia de consolidar un régimen totalitario, incontestable, criminal y dantesco.

3 comentarios en «Introducción al Comunismo | Parte II»

  • el enero 5, 2021 a las 11:06 pm
    Enlace permanente

    Me ha gustado. Precisamente, estoy trabajando en un proyecto donde toco este tema. Creo que es importante hablar de estas cuestiones y poner luz y taquígrafos donde hoy hay oscurantismo y sectarismo. Felicidades Fran Encinas. Un artículo muy profesional.

    Respuesta
  • el enero 5, 2021 a las 11:18 pm
    Enlace permanente

    Me ha gustado el artículo. Vuelva tocar una historia que ha sido vilmente ocultada, con oscuros intereses y un sectarismo propio de la izquierda, para obtener réditos. Felicidades por su redacción. Recomendaré su lectura.

    Respuesta
  • el enero 5, 2021 a las 11:26 pm
    Enlace permanente

    Que mas se puede decir que no se digs en esta columna.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *