Interior sabía gracias a un testigo, que extremistas iban a reventar el acto de VOX

Según informan en OKDiario, la amenaza de boicot contra el acto de presentación de Rocío Monasterio en Vallecas era una certeza policial días antes de que se celebrase.

Pero lo peor es que un testigo avisó la mañana del miércoles de que algo se estaba fraguando en Vallecas. A primera hora, una llamada alertó a la Policía Nacional de movimientos en los portales cercanos a la plaza en la que se iba a celebrar el acto de VOX.

Más específicamente, el testigo alertó a los agentes de que un grupo de individuos entraban y salían de un local de la zona con objetos como palos, mochilas y carteles.

Agentes de la Brigada Provincial de Información de Madrid se desplazaron hasta la zona indicada y pudieron comprobar la existencia de dicho local, aunque sin aparentes indicios que probaran qué había habido en el interior. A pesar de que fue dicha brigada la que controlaba la coordinación del boicot a través de mensajes a través de redes sociales y otros medios, no se hizo nada para aumentar o reforzar el dispositivo policial, que no sufrió cambios.

Entre los grupos radicales, agentes infiltrados habían identificado desde hace días personas «de interés» por su papel promoviendo la violencia. También detectaron mensajes que pueden ser constitutivos de delitos de odio y/o incitación a la violencia y que han resultado en detenciones.

Es preocupante, pero la Policía afirma que un número cada vez más creciente entre los detenidos en boitcots y manifestaciones violentas son menores y personas sin antecedentes: “Ahí cabe todo, los animan por redes sociales y bajo el lema que sea acaban haciendo lo mismo: lanzan adoquines, rompen mobiliario o nos atacan. Seguro que algunos tienen motivación ideológica, pero una gran mayoría sólo son pasto de las redes sociales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *