Inseguridad, molestia y ruidos en la Plaza Primero de Mayo

Varios grupos de jóvenes provocan las quejas de vecinos, comercios y negocios de la zona en la céntrica plaza logroñesa

El vecindario de la Plaza Primero de Mayo lleva años aguantando las molestias que les causan grupos de gente muy joven que pasa el día en los bancos del parque. Ruidos, balonazos, drogas o alcohol son algunos de los problemas que denuncian. 

Aunque la vigilancia policial es grande, comerciantes, negocios y vecinos se quejan de que no es suficiente y piden medidas adicionales.

Uno de los locales más afectados es la escuela Más que Danza, cuya puerta se ha convertido en punto de encuentro para estos jóvenes. Vanessa Cordero, propietaria de la escuela, asegura llevar cuatro años sufriendo algunos de los problemas antes mencionados.

Están todo el día ahí, increpan a los niños y niñas que vienen a la escuela, dan balonazos en la pared jugando al fútbol y dejan todo lleno de basura.

Hasta he tenido que cambiar la clave del wifi por una que no se pueda desencriptar, porque me la robaban constantemente. Me manchan los cristales, me insultan, escupen, dan golpes en la persiana y hasta me tiran piedras. Hay días que he pasado miedo». 

Estas molestias se han mantenido incluso durante el confinamiento por la pandemia y aumentan los fines de semana, cuando realizan ‘botellones’ en la plaza con la música a todo volumen.

La Policía Local ha pasado por aquí en numerosas ocasiones y ha llegado a identificar a alguno de estos chavales. Logran disolver el grupo, pero en cuanto se marchan los agentes, los jóvenes vuelven. 

Desde el Ayuntamiento de Logroño informan de que recientemente se ha establecido un servicio de vigilancia por las quejas recibidas varios días por la presencia de menores jugando a fútbol en una pared de la Plaza Primavera. 

La Asociación Playparsur también se ha dirigido al Consistorio para pedir más presencia policial y sí que han notado una mayor vigilancia, pero los grupos, de hasta 20 personas, siempre vuelven. Se han instalado allí y no tienen ninguna intención de marcharse. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.