Ingresa en prisión un joven por dos robos con violencia y una sustracción de teléfono móvil


La Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja ha identificado y detenido al presunto autor, un joven de 21 años y nacionalidad marfileña residente en Logroño, de dos delitos de robo con violencia de teléfonos móviles en menos de cinco días, así como una sustracción de un tercer teléfono, hecho ultimo cometido en el año 2019. El autor de los hechos ha ingresado en prisión.

Fruto de una investigación policial, iniciada en el mes de abril, funcionarios de Policía Judicial de Logroño han detenido al joven por el robo con violencia producido la madrugada 

Ingresa en prisión un joven autor de dos robos con violencia y una sustracción de teléfono móvil en menos de cinco días del 19 de marzo de 2022, cuando la víctima, un hombre de 33 años que se encontraba a la puerta de un bar en la calle Carnicerías de Logroño, sufrió una agresión por parte de un grupo de entre 6 y 8 personas.

Uno de los miembros del grupo, que se comportaba especialmente activo en esta agresión, se encaró con la víctima y le propinó un puñetazo en la cara que lo tiró al suelo, comenzando a recibir patadas del resto del grupo, abandonando éstos el lugar inmediatamente.

Cuando el hombre se intentaba incorporar se dio cuenta de que ya no tenía consigo su teléfono móvil pero que a su lado en el suelo había otro teléfono que no era suyo. Al observarlo comprobó que en el fondo de pantalla se apreciaba una fotografía en la que reconocía perfectamente al chico que minutos antes le había agredido más violentamente.

Tras acudir a la Jefatura Superior de Policía de La Rioja para interponer una denuncia por los hechos ocurridos y entregar el teléfono que recogió del suelo, funcionarios adscritos a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta comenzaron un proceso de investigación que plasmaron en un atestado policial que culminó con la detención del presunto autor de un delito de robo con violencia.

Tras consultar las bases de datos policiales llegaron hasta la propietaria del teléfono móvil recogido por la víctima, el cual figuraba como sustraído desde el año 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.