Henar Moreno, la política riojana amiga de los dictadores

La disputa por el premio al mayor despropósito de un cargo político riojano está muy reñida en los tiempos actuales. Podríamos pensar que la Presidenta Concha Andreu está en cabeza, tanto por sus crisis internas de partido como por la forma de abordar la estrategia actual y futura de La Rioja, muy alejada de cualquier atisbo triunfal, tanto en lo social como en lo económico.

Pero últimamente, Concha Andreu está teniendo una muy digna competidora en su socia preferente, Henar Moreno, vicepresidenta del Parlamento de La Rioja y diputada por Izquierda Unida. Ambas son uña y carne, por lo menos en el plano político, porque para que el PSOE gobierne y legisle cuenta siempre con el necesario apoyo de la diputada de IU, llave de la gobernabilidad para poder obtener la mayoría absoluta y aprobar las distintas propuestas y presupuestos.

Y Henar está muy crecida. Tanto que está llevando el nombre de La Rioja a la más absoluta degradación moral, paseando su vitola de representante de la ciudadanía riojana ante las cámaras de medio mundo mientras defiende con total desparpajo, en lugar de a La Rioja, a regímenes opresores y totalitarios.

A su vez, como cómplice indirecto pero necesario, la Presidenta Concha Andreu no realiza el menor comentario de descrédito a las palabras y actos de su compañera de gobierno, a pesar de la pésima imagen que transmite de la que hasta ahora era tierra con nombre de vino y que está pasando a ser tierra de defensores de rancias dictaduras.

Por no irme muy atrás en el tiempo, simplemente rememoraré las dos últimas actuaciones estelares de Henar Moreno, donde se puede apreciar el cariño que esta política de izquierdas siente por ciertos gobiernos represores contrarios a los derechos humanos y que son fiel reflejo del tipo de personaje político ante el que nos encontramos.

En diciembre de 2.020, Henar Moreno formó parte de la Delegación de Observadores Internacionales en las elecciones de Venezuela. Este grupo de “observadores”, casualmente, fue invitado y testado por el propio Consejo Nacional Electoral venezolano, es decir, por aquel organismo que controla de forma antidemocrática todo el proceso electoral y que se auto rodeó de “amiguetes” de países extranjeros para legitimar sus elecciones.

La Unión Europea descartó enviar ninguna misión de observación a Venezuela calificando como “no creíbles” las elecciones que se iban a celebrar. Henar Moreno inmortalizó su colaboracionismo con el régimen dictatorial de izquierdas a través de una foto con Nicolás Maduro, muy dignos ambos, e instando al Gobierno de España y a la propia Unión Europea a que reconozcan los resultados de las elecciones en Venezuela.

Recientemente, este mismo martes, 13 de julio, Henar participó en Madrid, en la embajada de Cuba en España, en un acto organizado para respaldar al gobierno cubano, en defensa de la Revolución y contra las agresiones del imperialismo. Nuestra diputada regional declaró que las manifestaciones de miles de cubanos contra el gobierno comunista son un intento de desestabilización de Cuba, llamando mercenarios al servicio del imperialismo a los cubanos que piden libertad y derechos.

Parece claro pues, que olvida nuestra querida diputada que Venezuela y Cuba son unas dictaduras, dictaduras comunistas, y que cada vez que sale en defensa de las mismas está comprometiendo a todos los riojanos con sus actos y declaraciones, como representante política de La Rioja, y poniendo a esta región, en el panorama internacional, como colaboradora de los regímenes absolutistas de sus amigos dictadores.

Su picaresca política no puede dejarnos tampoco indiferente, pues aprovecha sus salidas fuera de La Rioja para realizar todas estas muestras de cariño al totalitarismo. Mientras tanto prefiere que, en La Rioja, sus apoyos a diversas dictaduras comunistas pasen lo más desapercibidas posibles, precisamente porque es consciente del gran repudio que ofrecen a la mayor parte de los riojanos. A las preguntas parlamentarias de Partido Popular y Ciudadanos, siempre mira para otro lado, como si no fuesen con ella. Ni Concha Andreu ni el PSOE la ponen tampoco en ningún apuro.

En fin, Henar, me alegra que te gusten tanto las dictaduras. Hay que verlo como una oportunidad para los demócratas. Quizás sea momento para que puedas hacer realidad tus sueños. Países como Venezuela y Cuba seguro que te acogerían con los brazos abiertos. Puedes alcanzar el paraíso comunista y descansar ya de tanta lucha. Las cartillas de racionamiento pueden sustituir perfectamente a los pinchos de las calles Laurel o San Juan de Logroño y, quizás, se asemejan más a tu credo ideológico.

De paso, puedes llevarte contigo al riojano de nacimiento, y tu jefe de partido en Izquierda Unida, Alberto Garzón. Los ganaderos, carniceros, bares, restaurantes… de La Rioja, y de toda España, agradecerían enormemente vuestra marcha. Por lo que pregonáis, ni carne ni embutido para el pueblo llano, aunque sí para los que mandáis, en vuestro día a día o en vuestras bodas y demás celebraciones, que necesitáis mucha proteína, aunque sea contaminante, para socializar el mundo.

En el comunismo no solo no hay descanso en los pasos hacia la revolución, sino que, por lo que parece, tampoco hay vergüenza.

Un comentario en «Henar Moreno, la política riojana amiga de los dictadores»

  • el julio 18, 2021 a las 9:53 am
    Enlace permanente

    Con una buena cuenta corriente, estos pijiprogres revolucionarios viven rodeados de lujo mientras pregonan el comunismo, la ideología más letal de la historia de la humanidad – La pobreza para todos menos para mi. El comunismo es tristeza, ruina, pobreza, hambre, aislamiento social y desigualdades.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *