Guerra de Ucrania a 23 de febrero. Las repúblicas de Lugansk y Donetsk piden oficialmente ayuda militar a Putin. Cientos de miles de soldados rusos se dirigen ya a los territorios en disputa y Ucrania moviliza a decenas de miles de reservistas

La guerra en Ucrania está a punto de pasar de ser un conflicto de baja intensidad, lo que ha estado siendo estos últimos 6 años, a una guerra a gran escala. Esto podría ocurrir en cuestión de días o incluso horas

Las sanciones y condenas internaciones, el escaso apoyo extranjero que han recibido los rusos, las nuevas ayudas prometidas por Reino Unido o EEUU a Ucrania y los movimientos militares de la República de Ucrania no han frenado a Rusia ni a las dos repúblicas separatistas. Estas parecen dispuestas a todo por conservar su soberanía y «recuperar» el territorio arrebatado por Ucrania y que ya Rusia considera parte integral de las repúblicas prorrusas.

Los separatistas de Lugansk y Donetsk ya han decretado levas masivas, han solicitado intervención rusa en virtud de los acuerdos ayer firmados en Moscú y parecen dispuestos a pasar a la ofensiva. En varias universidades de las zonas separatistas, los milicianos habrían obligado a los estudiantes- fundamentalmente a los varones- a alistarse para ir a combatir al frente.

Esta mañana se filtraban varios vídeos e imágenes de columnas de carros de combate prorrusos en dirección a la sureña ciudad portuaria de Mariúpol, todavía bajo control ucraniano. Allí se encuentran desplegadas algunas de las unidades militares ucranianas más potentes; también algunas de las más exaltadas como el conocido ‘Batallón de Azov’.

Algunas de las supuestas unidades prorrusas portaban banderas de «novorrusia» o estandartes de la iglesia ortodoxa rusa. No obstante no ha quedado 100% verificada la autenticidad de las imágenes.

Asimismo, se han detectado imponentes movimientos navales rusos en el pequeño Mar de Azov, del que la citada ciudad es el único gran puerto de importancia.

En las redes sociales, varias cuentas que informaban de la situación y mostraban decenas de vídeos de convoyes movilizados han sido tumbadas, aparentemente por ataques de reportes masivos llevados a cabo por alguna de las partes implicadas en el conflicto, interesadas en evitar que se informara de los acontecimientos.

Hoy muchos soldados ucranianos desplegados en Lugansk y Donetsk o regiones cercanas han recibido propaganda rusa destinada a minar su moral y quebrantar sus ganas de luchar por lo que consideran territorios indispensables de su país. Asimismo, en las últimas horas se ha reportado una caída generalizada de las telecomunicaciones en el oblast de Donetsk.

Según uno de los medios británicos más relevantes, The Telegraph, entre los convoyes desplegados por Rusia se encontrarían unidades crematorias portátiles, destinadas a hacer desaparecer de los campos de batalla a cientos o miles de muertos ucranianos. Este tipo de informaciones deben ser tomadas con mucho escepticismo, pues la propaganda fabricada por beligerantes de ambos bandos es creciente.

Aunque buena parte de la información que nos llega es incierta, hay hechos que no se pueden negar. Los movimientos militares han sido constantes durante todo el día de hoy.

Parece ser que los combates en el frente van arreciando y recrudeciéndose (así lo confirman informaciones de ambos bandos). Independientemente de eso, cientos de miles de soldados rusos se acercan al Este de Ucrania desde Crimea, Bielorrusia- donde se han detectado nuevos campamentos rusos- y las regiones rusas que rodean a Donetsk y Lugansk.

Algunos expertos y los principales servicios de inteligencia cifran en más de 200.000 los militares rusos desplegados cerca de la frontera con Ucrania.

También 30 helicópteros Ka-52 “Alligator” eran desplegados entre ayer y hoy a 35 kilómetros de la frontera de Bielorrusia con Ucrania. Estas unidades son efectivas tanto en reconocimientos como en ataques.

En el Mar de Azov se han concentrado 46 buques de guerra rusos, otros 17 barcos podrían estar desplazándose al Mar Negro desde el Mediterráneo, siempre y cuando Grecia y Turquía les permitan el paso. También consta el despliegue de al menos 4 submarinos.

Solo una potencia occidental del calibre de Francia o Reino Unido podría ayudar a un país con las capacidades de Ucrania a plantar cara a tamaña poderío naval.

Petición de asistencia militar a Rusia

Los presidentes de ambas repúblicas separatistas ya han solicitado formalmente la ayuda que Rusia se comprometió a brindarles ayer en caso de ser atacadas por un tercer país (que en este caso sería Ucrania).

Rusos y separatistas pro rusos han informado de una ofensiva ucraniana en Nikolaevka, lo que supondría un casus belli a su modo de ver.

No son los únicos reportes de guerra. Son muchas las fuentes (de ambos bandos) que informan de una intensificación de los combates en los distintos frentes de ambas facciones. Sin embargo, hasta el momento la información es muy confusa, incierta y difícil de corroborar.

Lo único que sabemos con certeza es que la tensión es máxima y que en cualquier momento puede saltar la chispa que desencadene una conflagración a gran escala. Salvo que la diplomacia internacional y un posible acuerdo lo impidan, el estallido de una guerra de magnitud incierta, aunque posiblemente mayor que la que asoló los Balcanes en los años 90, tenga lugar en el Este de Ucrania.

Última hora

Varias fuentes informan de que se habría decretado la alarma total en el ejército ruso. De ser cierto, varios cientos de miles de hombres y mujeres podrían ser movilizados mañana mismo y enviados al frente.

Zelenski ha alertado de una ofensiva rusa inminente y ha instado a «el pueblo ruso» a oponerse a las decisiones de su presidente. Al parecer, habría telefoneado al líder ruso pero no habría recibido respuesta. El presidente ucraniano ha dicho que su país prepara una ofensiva en el Donbas y que, si Rusia introduce tropas en Ucrania, esta se defenderá.

Rusia habría cerrado ya el espacio aéreo del noreste de Ucrania.

Ucrania ha solicitado una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU por motivo del Donbas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.