Google pierde su juicio contra la Unión Europea. Deberá pagar 2.400 millones por abuso de posición dominante

Google quema en vano el último cartucho para evitar pagar los 2.420 millones de euros con los que la Comisión Europea decidió multarle por primera vez en 2017. Se le acusó de abusar de su posición dominante en el mercado de las búsquedas en internet y favorecer su servicio Google Shopping frente a los rivales.

Google no estaba de acuerdo con la multa y acudió a la Justicia europea, pero ahora, el Tribunal General de Justicia Europea ha avalado la multa a Google.

El Tribunal desestima así el recurso interpuesto por Google y Alphabet y mantiene la multa impuesta por la Comisión. Google deberá pagar los 2.420 millones de euros de multa. 523 millones son responsabilidad de la compañía matriz.

El Tribunal General entiende que «Google favoreció su propio servicio de comparación por encima de la competencia, en lugar de dar los mejores resultados«.

Se trata de una victoria para el equipo de Margrethe Vestager y la comisaría de Competencia de la Comisión Europea. La Justicia reconoce la naturaleza anticompetitiva de la práctica que realizó Google y explica que «favoreció su propio servicio de comparación de precios en sus páginas de resultados generales a través de más visualización y posicionamientos favorables, al tiempo que relegó los resultados de los servicios de la competencia en esas páginas mediante algoritmos de clasificación».

Ni es la primera multa ni será la última.

No es la única multa que ha recibido Google por parte de la Comisión Europea. Esta es la primera multa histórica, pero en 2018 fueron un total de 4.340 millones de euros por Android y en 2019 fueron 1.490 millones de euros por AdSense.

En junio de 2021, la Unión Europea informó que inició una cuarta investigación.

Google todavía podría recurrir esta decisión. Desde Google explican que «este dictamen es sobre hechos muy específicos y aunque lo vamos a mirar con mucho detalle, ya realizamos cambios en 2017 para cumplir con la decisión de la Comisión Europea».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *