Goodbye Putin. Dar una salida sin humillación a Rusia sería lo más favorable para todos

George Smith Patton, ese general que fue sin lugar a dudas el más determinante de la Segunda Guerra Mundial. Su carácter irreverente, sus constantes desacatos a sus superiores y su lengua totalmente desatada, hizo que fuese asesinado accidentalmente.

Decía que “cuando todos piensan lo mismo, hay alguien que no está pensando”.  Pues bien, así se lleva desde hace semanas “que viene el lobo”, los dirigentes de la casa Blanca y de la Unión Europea estaban convencidos de que, con sus amenazas verbales, detendrían al osos ruso.

A su vez, se pensaba que el Kremlin se contentaría con anexionarse las provincias pro-rusas del este de Ucrania, ¿acaso no eran ya suyas?

Este lento avance diplomático se está interpretando por muchos, como un auténtico fracaso de la invasión orquestada por Vladimir Putin. Se afirma sin rubor, que los soldados rusos no saben combatir y se cree en una rápida derrota de Rusia por lo ocurrido estos pocos días, algo que está alejado de toda realidad.

Es posible que los militares rusos hayan cometido graves errores de cálculo y que Putin, inspirado por sus mandos, también se haya equivocado.

El hecho de que las primeras tropas en entrar en suelo ucraniano fueran de la Guardia Nacional Chechena, más del tipo policial y de control de masas que de combate de alta intensidad, me hace ver el error de cálculo y de posicionamiento.

Pero no nos equivoquemos, la guerra en Ucrania puede estar pasando a ser una guerra de desgaste y aquí, Rusia tiene todas las de ganar.

Chechenia y  Aleppo en Siria, que tan buenos resultados le dio, es una muestra de ello. No conocer esta realidad y mandar armas a Ucrania no hará mas que aumentar las perdidas humanas y los mandamases de la OTAN y la Unión Europea lo saben.

¿Cuántos muertos civiles puede soportar Putin? Pero ¿y Occidente? Y otra cuestión ¿Quién se responsabilizará del error si Putin gana?

Los bombardeos contra núcleos urbanos que hemos visto en las últimas horas auguran una táctica de terror y destrucción total.

Según esta lógica, hay que hacer de Ucrania un nuevo Afganistán para Moscú. Es decir, es necesario sostener una resistencia y dotarla de los medios bélicos que cuestionen la superioridad aérea y la libertad de movimientos de material terrestre, solo que ya no estamos en los 80, el tablero de juego es diferente y las motivaciones diametralmente opuestas a las de entonces.

Hay quienes piensan que cuanto más hagan los ucranianos sobre el terreno para frenar el avance ruso, más posibilidades habrá de que Putin negocie más rápido diplomáticamente. No pueden estar más equivocados. No conocen ni dónde juegan, ni contra quién.

Ni de la OTAN ni de la Unión Europea va a morir un soldado, mucho menos un civil, pero los ucranianos se van a enfrenar a un teniente coronel del KGB

Derrotar a Rusia militarmente es del todo imposible, hay que convencer al Kremlin de que, de  seguir adelante, el coste de su invasión va a exceder claramente cualquier posible ganancia, pero hay que hacerlo de manera inteligente, no como han estado haciendo nuestros responsables políticos.

Hay que parar a Rusia, pero hay que darle una salida lo suficientemente digna para que acepte. Humillarla, nos llevaría al precipicio, recuerden Versalles.

Putin sabe que sus amenazas sí causan pavor y que su posición de dominación en cualquier escalada es clara, y lo sabe por que lleva 20 años modernizando su arsenal balístico, mientras en la OTAN el mayor enemigo, es su propia huella de carbono.

“Soy un soldado. Cuando me piden que combata, lo hago. Y cuando combato, gano”– George Smith Patton

En 1945, ek general Patton sufrió un extraño accidente en Manheim y un francotirador acertó con una bala al cuello del general, teniendo que ser hospitalizado. Pero Patton se empezó a recuperar y murió envenenado en el hospital. Douglas Bazata, trabajaba para la OSS (Office of Strategic Services, antecesora de la CIA) y recibió de su jefe, el general “Wild Bill” Donovan, la orden de ejecutar a Patton.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.