Génova recula y acepta las pruebas presentadas por Ayuso, afirmando que cerrará su expediente informativo

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, convocó a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a una reunión este viernes por la tarde en la sede nacional del partido para llegar a un acuerdo y solucionar la crisis que atraviesan, informaron fuentes de Génova este sábado en un escueto comunicado.

Según fuentes del gobierno madrileño, fue una «Reunión infructuosa», asegurando que Casado «pidió que la presidenta Díaz Ayuso dijera en un comunicado que no había sido investigada por el PP» como un primer paso para firmar la paz.

A cambio, «le levantaba el expediente», afirman en la Puerta del Sol. Y Ayuso se negó, resultando inútil la negociación de acuerdo.

Sin embargo, desde la dirección nacional aseguran que Pablo Casado le trasladó a Isabel Díaz Ayuso que la información que aportó Ayuso sobre el cobro de 55.850 euros por su hermano «se incorporará al expediente informativo abierto por el Partido Popular para concluirlo satisfactoriamente». Y que eso no significa una contrapartida a cambio de que ella negase tal espionaje.

«Ha dado la información que le reclamábamos, por lo que el Comité de Derechos y Garantías se reunirá en ese sentido. Hace seis meses pedimos una explicación y no se nos dio. Ahora se nos ha dado», explican fuentes de Génova

En los próximos días se nombrará un instructor del expediente que, según lo dicho por la dirección nacional del Partido Popular, procederá a archivarlo una vez que incorpore las pruebas aportadas por Ayuso.

Al parecer, cumplida la parte de Génova, se despejaría la amenaza de sanción e incluso expulsión del PP que podía acarrear para Ayuso el expediente.

El problema ahora es el asunto del espionaje, que Casado quiere como contrapartida y que por ahora no logra aclarar.

El objetivo que busca Génova es anunciar en el menor tiempo posible el cese de las hostilidades, lo que llevaría a que se desconvocase la manifestación de este domingo en favor de Ayuso en la puerta de Génova.

«El Partido Popular lamenta los acontecimientos de los últimos días y seguirá defendiendo junto a todos los militantes el mejor proyecto de futuro para España», apuntan las fuentes del PP.

La mayoría de los barones del Partido Popular ha pedido la cabeza del secretario general del partido, Teodoro García Egea, como «dique de contención» para no tener que llegar al congreso extraordinario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.