Francia se levanta contra el Pasaporte Covid impuesto por Macron

Francia exige desde este lunes el certificado sanitario para poder acceder a bares y restaurantes, para el transporte de larga distancia, para visitar a pacientes en hospitales o acudir a citas médicas programadas y en aquellos centros comerciales donde exista un riesgo alto de contagio para las autoridades.

Desde el pasado 21 de julio también es necesario para entrar en museos, cines, teatros, salas de espectáculos, parques de atracciones, gimnasios y piscinas.

«Los controles que se realicen durante la primera semana no servirán para sancionar, sino para hacer pedagogía».

Portavoz del Ejecutivo, Gabriel Attal

El certificado se trata de un test negativo de coronavirus de menos de 48 horas para entrar en establecimientos y de menos de 72 horas para viajar; una pauta de vacunación completa o una prueba de haber pasado el virus en los últimos seis meses.

Francia no es el único país en el que en los últimos días y semanas se viene presenciando un aumento de las protestas ciudadanas contra el pasaporte Covid, las restricciones o la obligatoriedad de vacunarse. En Italia, Alemania, Reino Unido o Polonia las concentraciones de los últimos días han sido multitudinarias.

Su presentación será obligatoria para franceses y extranjeros

«Cuando lo anunciaron, turistas del norte de Europa regresaron a sus países y otros que solían venir prefirieron irse a Italia, Grecia, España o Portugal».

Propietaria del Lézard Café

Mientras esto ocurre, prosiguen las protestas por cuarto fin de semana consecutivo, donde decenas de miles de personas se manifestaron este sábado en el conjunto de Francia contra la obligatoriedad del certificado sanitario y la vacunación para las profesiones que trabajan en contacto con el público.

Las polémicas medidas del presidente francés Emmanuel Macron han desatado una de las oleadas de manifestaciones más importantes en el país desde el inicio de la pandemia.

Estas no parecen verse frenadas con la llegada de las vacaciones de agosto.

Según el Ministerio del Interior, unas 237.000 personas se concentraron este sábado en las calles del país

Una cifra superior a la del 31 de julio, cuando hubo 204.000 manifestantes, ya que desde el 17 de julio que comenzaron las concentraciones contra el pasaporte de vacunación, la capacidad de convocatoria no ha dejado de aumentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *