Felipe VI recibe la Medalla de Honor de Andalucía «como se recibe un abrazo, que en esta ocasión tiene el valor inmenso de representar el sentir de los andaluces»

El rey Felipe VI ha sido condecorado en un acto en el Salón de los Espejos del Palacio de San Telmo de Sevilla con la primera Medalla de Honor de Andalucía, concedida por el Gobierno de esta comunidad.

Los reyes han llegado a alrededor de las 11.30 y tanto las autoridades como decenas de andaluces los esperaban con banderas de Andalucía y de España.

El acto ha comenzado con la interpretación a piano de los himnos de España y de Andalucía de Enrique Álvarez del Moral a la vez que se emitía un vídeo con diferentes visitas de Felipe VI a la región, algunas de las cuales cuando seguía siendo Príncipe de Asturias.

Otro vídeo mostraba opiniones de andaluces sobre el Rey.

El acto ha terminado con la interpretación del himno andaluz de la artista almeriense Laura Diepstraten, de 14 años, reciente ganadora del festival de Eurovisión para artistas ciegos.

Al acto también ha acudido la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo.

DISCURSO DE FELIPE VI

Felipe VI ha comenzado su discurso declarando:

«Querido presidente: Yo no puedo recibir esta distinción con mayor orgullo y mayor honor».

Ha añadido que el afecto por lo andaluz lo comparten su mujer y sus hijas.

«No la recibo como se recibe una condecoración, una insignia o un reconocimiento, sino como se recibe un abrazo, que en esta ocasión tiene el valor inmenso de representar el sentir de los andaluces».

«Estar en Andalucía es siempre estar en casa. La cercanía, la generosidad y la calidez que recibo en esta tierra hacen que me sienta como uno más entre vosotros; me hacen sentir un andaluz más entre andaluces».

«El vínculo emocional entre esta tierra y la Monarquía, forjado durante siglos, se refuerza aún más en nuestros días al compartir ambas, firmemente, los principios y los valores consagrados en la Constitución, que hacen posible nuestra convivencia democrática en libertad«.

Ha continuado afirmando que recibe esta Medalla de Honor:

«Con responsabilidad y comprometido con el futuro de esta tierra, que es parte existencial y esencial de España«.

«Andalucía, nuestra Nación y la Humanidad afrontan grandes desafíos en estos tiempos de extraordinaria dificultad que nos ponen a prueba como sociedad. Tiempos en los que se han demostrado más necesarias que nunca la solidaridad, la unidad y una visión de un mañana que a todos nos convoque y comprometa».

El Rey ha proseguido hablando de Andalucía:

«Andalucía es carácter, es ejemplo e inspiración para toda España».

«El espíritu creativo, el genio, la alegría y el entusiasmo, que tan vivamente se manifiestan en todas vuestras expresiones populares y empresas colectivas, identifican vuestra forma de ser y son auténticos indicadores de esa capacidad de superación que os caracteriza. Y constituyen el mejor aval para la necesaria y deseada recuperación y para emprender la construcción del más prometedor de los futuros».

Ha hecho también un recorrido por la historia «con mayúsculas» de Andalucía, desde la mítica Tartesos hasta la gran Exposición Universal en 1992 en Sevilla, ocasión que pudo disfrutar.

«El pasado, el presente y el futuro de Andalucía son, pues, el pasado, el presente y el futuro de España entera». 

Ha recalcado además que:

«La magnitud y el peso de esa herencia ayudan a escribir el porvenir de Andalucía. Su tradición traza las líneas de su mejor destino. Pero es en el presente donde se plasman las realidades y se confirman los pronósticos; donde se evidencian los avances de una sociedad y donde se hacen más claras sus necesidades y sus habilidades».

El Rey ha continuado afirmando que en estos momentos Andalucía tiene «ambición de la superación, que busca un futuro mejor».

Es, ha expresado:

«Una Andalucía que, más allá de las diferencias, sabe anteponer lo que une a lo que separa; lo que concilia a lo que enfrenta, lo esencial a lo superfluo. Una Andalucía sin miedo, segura de sí misma, con sentido de la historia, consciente de su papel en España y en el mundo y de la trascendencia del momento.

Felipe VI ha asegurado que en cualquier lugar donde se hable de Andalucía, se piensa también en España:

«Porque desde aquí, la identidad de nuestra nación, enriquecida por su diversidad, ha sabido entenderse como un espacio donde tender puentes al mundo».

«Y en esa labor los andaluces sois siempre un ejemplo. Excelentes embajadores allá donde vayáis y generosos anfitriones de todo el que hasta aquí llega. Con estas excepcionales cualidades se construirá el mañana de los andaluces».

EL RELEVANTE PAPEL DE ANDALUCÍA

El monarca ha considerado que Andalucía tiene un papel muy relevante «con la implicación y la coordinación de todas las administraciones, en la recuperación de toda España tras esta pandemia«.

Algo, asegura, que es un objetivo común ante el que «todos los españoles debemos sentirnos unidos»

El Rey ha concluido su discurso agradeciendo el «cariño» que los andaluces siempre han expresado y demostrado a toda su familia «y que responde a un sentimiento espontáneo y sincero, fruto de la lealtad y de la confianza con las que siempre nos habéis distinguido».

«Tomo esta Medalla en prenda de ese cariño. Y con ello me sumo a la llamada de Andalucía a participar en ese futuro de paz y de recuperación, de oportunidades, de entendimiento y de prosperidad por el que todos trabajamos y que todos deseamos para España».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *