Expertos de la ONU denuncian extirpaciones de órganos a presos en China

Expertos de la ONU afirman estar alarmados por las informaciones de que disponen.

Si las denuncias son ciertas, los órganos extraídos con mayor frecuencia a los presos son corazones, riñones, hígados, córneas y, a veces, trozos de hígado.

Hace años que la secta Falun Gong acusa al Gobierno de extirpar órganos a presos, pero ahora, las denuncias e informaciones que llegan a los observatorios de DDHH no provienen solo de allí.

Las extracciones se llevarían también a cabo en minorías étnicas y religiosas: cristianos, uigures, tibetanos…

El Gobierno chino niega rotundamente las acusaciones.

Un portavoz de china en Ginebra ha acusado a los expertos de la ONU de «calumniar» a su país. Asimismo, aseguró que los expertos de la ONU «carecen de criterio y razonamiento rudimentarios» y que han caído en la «desinformación de fuerzas separatistas «antichinas» y del movimiento Falun-Gong, enemigo de China.

Tradición contraria a las mutilaciones.

La tradición china se parece mucho a la judeocristiana en lo relativo al tratamiento de los cuerpos tras la muerte. La norma es enterrarlos íntegramente, sin cortes, extracciones, momificaciones ni mutilaciones.

El trasplante de órganos está muy poco aceptado en el país, por lo que aún menos lo está la extracción ilegal de órganos a personas vivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *