¿Estratagema o arrepentimiento? El líder de ‘La Manada’ reconoce haber violado a su víctima y le pide perdón

José Ángel Prenda, ‘el Prenda’, considerado el líder de ‘La Manada’ ha confesado por primera vez que violaron a su víctima.

Está preso en el módulo de respeto número 11 del Centro Penitenciario Puerto III en Cádiz por una condena de 15 años.

Los cinco miembros llevan cuatro años y tres meses en la cárcel en dos periodos diferentes.

Pueden pedir permisos de salida temporales al cumplir una cuarta parte de su condena, pero la decisión de otorgárselos está en poder de la dirección de la cárcel y posteriormente, del juez de vigilancia penitenciaria.

El comportamiento del preso es esencial y la carta puede ser la clave

Él y los otros cuatro amigos que participaron de los hechos de los que han sido condenados, violaron en grupo en un portal en Sanfermines 2016 a una joven.

Para defenderse, acusaron a la víctima de haber tenido relaciones consentidas con ellos y haberse inventado el ataque por resentimiento después de que ellos le hubiesen robado el móvil.

La sentencia condenatoria fue demoledora

Se probó, además de por el testimonio de la víctima, por vídeos grabados por ellos mismos, que los cinco la violaron en grupo «hasta diez veces en un minuto y 38 segundos».

Tras cinco años de polémica, finalmente, uno de los integrantes de ‘La Manada’ reconoce su crimen por escrito.

El documento, una carta manuscrita con fecha 22 de julio, fue enviado a la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, reconociendo que lo ocurrido esa noche fue una violación.

Tiene sólo una página, escrita a mano por él mismo, con su DNI y su NIS (número de identificación del preso).

Acaba solicitando a la Administración que considere su arrepentimiento para relajar su condena

Caso Abierto ha tenido acceso al escrito que dice así:

«Por medio del presente escrito quiero manifestar a título personal (…) mi total arrepentimiento por el delito por el cual cumplo esta condena y mi solicitud personal de perdón a la víctima por los daños causados, los cuales lamento profundamente, y así mismo a sus familiares directos».

«Que este perdón sea comunicado y trasmitido a la víctima y sus familiares a través de los medios que dispone la Administración de Justicia para ello. Que por favor conste en mi ejecutoria y expediente penitenciario esta solicitud (de perdón) por escrito y se me dé copia de la misma. Y trabajaré incansablemente por reparar el daño por todo ello».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *