España Suma, el nuevo partido de la derecha formado por varios disidentes de Vox

El que fuera el proyecto inicial del líder del Partido Popular, Pablo Casado llamado España Suma, ha dejado de ser esa ensoñación de unir a las tres derechas.

Ahora España Suma ha terminado convirtiéndose oficialmente en un nuevo partido político impulsado y liderado por exdirigentes de Vox de Andalucía, al que poco a poco se han ido sumando numerosos cargos de Vox de otras comunidades autónomas descontentos con la deriva del partido de Santiago Abascal.

La marca España Suma se registró en el Ministerio de Interior a finales de diciembre del pasado año 2020, aprovechando que los populares aún no la habían hecho propia.

Desde hace unas semanas, se han unido al nuevo proyecto un nutrido grupo de disidentes de Vox Barcelona liderados por el excoordinador de Terrasa, Jesús Rodríguez-Pachón, recientemente destituido por la dirección nacional de Vox -que alegó «pérdida de confianza«- junto con otros cargos considerados como ‘díscolos‘.

Su fulminante destitución provocó en Cataluña una avalancha de abandonos en muestra de desacuerdo con la decisión nacional. Solo en Terrassa las cifran fueron más de 40 desafiliaciones.

«Lo que está pasando en Vox son muy pocos los que realmente lo saben. Tienes que vivirlo para darte cuenta en lo que se está convirtiendo un proyecto al que quienes nos unimos a él lo hicimos con mucha ilusión y en estos escasos años ha cambiado totalmente».

«Resumiendo, que no hay en absoluto democracia interna, es el ordeno y mando; que se practica el despotismo; que no se ha respetado el proyecto inicial, traicionando a los que dimos la cara; y que, en definitiva, han terminado acomodándose como el resto de los demás partidos».

«Son más de lo mismo que hemos padecido hasta ahora».

Jesús Rodríguez-Pachón

España Suma está liderado a nivel nacional por el concejal en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), José Manuel Martínez Ayala, un político con más de 20.000 seguidores en Facebook y que precisamente hace algo más de dos meses fue noticia por cargar contra Vox y darse de baja del partido.

Sus dirigentes son conscientes de que España Suma es aún «poco conocido«, pese a que se dejaron ver en las dos manifestaciones contra los indultos que se han convocado estos días.

La incorporación de los disidentes de Vox Barcelona ha supuesto para el proyecto un gran impulso porque creen que Catalunya es unos de los territorios donde «más falta hace un verdadero partido que realmente plante cara a los independentistas«, según Rodríguez-Pachón, quien a partir de ahora dirigirá España Suma en Catalunya.

La nueva formación se define «liberal en el ámbito económico» y cuentan con un decálogo de principios:

«Regenerar la pérdida de confianza de los ciudadanos hacia todos los partidos políticos actuales. Acabar con sus privilegios, pero de verdad, no sólo en los discursos, con un funcionamiento interno democrático, transparente y descentralizado».

«Eliminar las duplicidades y sueldos vitalicios».

«Defender la unidad de España y la igualdad de todos los españoles, vivan en la comunidad autónoma que vivan, por lo que resulta imprescindible la devolución de las competencias en sanidad, educación, justicia, empleo, seguridad, vivienda».

También se han comprometido a cambiar la ley electoral «para que en todas las elecciones un voto no valga más que otro».

«Defender la labor que realizan los autónomos que serían integrados dentro del Régimen General».

«Constituir la educación gratuita hasta finalizar la universidad, garantizando la educación concertada y la calidad de la pública y con libre elección de los padres«.

«Defendemos una separación de poderes real, los políticos no elegirán a los jueces».

«Garantizar que el español es la lengua común de todos los españoles y debe ser especialmente protegida y potenciada. El resto de las lenguas de nuestras regiones son patrimonio nacional y serán fomentadas, pero sin prevalecer nunca frente al español».

España Suma propone modificar la Ley de Violencia de Género por otra de «Violencia Doméstica, con igualdad de penas para hombres y mujeres, como ya ocurre en la mayoría de los países occidentales, protegiendo a colectivos homosexuales hasta ahora ignorados«.

A todo esto Rodríguez-Pachón añade que son un partido laico, por lo que apunta que «en temas como el aborto o la eutanasia somos más liberales, más flexibles que Vox, a los que el extremismo les lleva a posiciones que no son lógicas. Nosotros no somos de extrema derecha«, sentencia el excoordinador de Terrassa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *