España amanece teñida de polvo del norte de África a mano de la borrasca Celia: calima, lluvias de barro y problemas respiratorios

Gran parte de España ha visto con sorpresa como este martes amanecía con las calles teñidas de algo parecido a la arena o el barro, este polvo de color anaranjado o rojizo es -tal y como explica la Agencia Estatal de Metereología (AEMET):

«Polvo en suspensión procedente del norte de África».

Está llegando a España como consecuencia de la borrasca Celia, los expertos añaden que:

«La intrusión continuará en los próximos días y será significativa. Dará lugar a calima, lluvias de barro y un empeoramiento de la calidad del aire».

Jorge Olcina, presidente de la Asociación de Geógrafos Españoles (AGE) y catedrático de la Universidad de Alicante, ha calificado esta situación como un «suceso excepcional» y afirma que es:

«Una llegada de polvo sahariano como hacía décadas que no se registraba en España».

En Efe ha explicado que:

«El polvo sahariano aprovecha el lado este de la DANA que se ha formado en el golfo de Cádiz para ascender desde el desierto del Sahara hasta Europa occidental».

DURACIÓN DE LA ENTRADA DE POLVO

Se prevé que la entrada de polvo alcance:

«Niveles muy desfavorables, e incluso extremadamente desfavorables, en algunas zonas de España».

Continuará hasta al menos el miércoles

Día en que podría ser que lloviera más débilmente en el centro peninsular, el valle del Ebro, el centro de la Comunidad Valenciana y el sur de Cataluña.

CALIMA, LLUVIAS DE BARRO, LLUVIAS DE SANGRE

La calima es un fenómeno que se da de manera habitual en las costas del sur de la península y en Canarias y consiste en la acumulación de:

«Partículas secas invisibles al ojo, pero lo suficientemente numerosas como para dar al cielo una apariencia opalescente».

AEMET añade que:

«Cuando las lluvias y nevadas arrastran polvo hasta la superficie, se dice que hay una deposición húmeda del polvo. Son las conocidas como lluvias de barro, que en algunos casos ya se han registrado».

Este fenómeno se le conoce también por otro nombre, lluvias de sangre

PROBLEMAS RESPIRATORIOS

Además de la suciedad y la falta de visibilidad que semejante entrada de polvo en suspensión supone, lo peor va a ser que:

«Empeora la calidad del aire que respiramos».

Y es que las partículas más pequeñas -las menores de 1,5 micrones de diámetro- llegan a los alveolos pulmonares, lo que puede producir problemas respiratorios o agudizar los existentes.

Por lo tanto, los expertos han desaconsejado realizar actividades al aire libre y, en caso de hacerlas, recomiendan no quitarse la mascarilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.