El TSJC ordena el «cumplimiento inmediato» de la sentencia del 25% de español en las aulas de Cataluña y ordena que se compruebe

La Sección Quinta de la sala contencioso-administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha ordenado el «cumplimiento inmediato» de la sentencia del 16 de diciembre de 2020 ratificada por el Tribunal Supremo el 20 de enero de ese mismo año, que establece que el 25% del horario lectivo en Cataluña se de en español.

Así han respondido a la petición de la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB), a la que considera legitimada para exigir la ejecución de la sentencia

Desde que ésta salió, la Generalidad ha estado dando largas para evitar su ejecución, ganando tiempo mientras los grupos separatistas, la versión catalana de Podemos y el PSC intentan acordar cambios en la legislación de la comunidad autónoma con el fin de obviar su cumplimiento.

No obstante, después de este último movimiento, al republicano Josep Gonzàlez-Cambray, consejero de Educación, le dan 15 días para que:

«Dicte las instrucciones y establezca las garantías de control de las mismas que procedan a los efectos que en el sistema educativo de Cataluña todos los alumnos reciban de forma efectiva e inmediata la enseñanza mediante la utilización vehicular normal de las dos lenguas oficiales en los porcentajes que se determinen, que no podrán ser inferiores al 25% en uno y otro caso».

REQUERIMIENTOS DE COMPROMBACIÓN DE LA APLICACIÓN Y ENVÍO DE INFORMES

No sólo eso, también se le exige al gobierno autonómico que:

«Le informe en el mismo momento en que finalice el nuevo plazo de ejecución sobre las medidas adoptadas y el grado de cumplimiento de las mismas».

Asimismo, ha ordenado a la Alta Inspección Educativa, dependiente del ministerio de Educación y Formación Profesional, que compruebe la aplicación de la sentencia y también informe al TSJC sobre:

«La situación constatada a la finalización del plazo de ejecución señalado».

En el escrito de esta última resolución, el TSJC señala que el fallo:

«Impone una obligación de resultado, obligación que supone establecer la obligación jurídica de todos los afectados de respetar, cumplir y hacer cumplir una práctica de uso vehicular de las lenguas oficiales en los términos señalados en su parte dispositiva».

Y también reconoce que la Generalidad es la que debe:

«Determinar los medios que considere oportunos para hacer efectivo el uso de las lenguas oficiales».

No obstante, recalca, siempre que tenga en cuenta la:

«Obligación de resultado».

Así pues, las aulas deberán impartir en español tanto la asignatura de dicha lengua, como otra troncal

LA GENERALIDAD RECURRIRÁ: ES «ABERRANTE»

Gonzàlez-Cambray ha calificado esta orden del TSJC como «aberrante» y anunciado que presentarán un recurso alegando que la AEB no tiene legitimación para exigir la ejecución forzosa de la sentencia.

Además, han instado a los directores de los centros a no cumplir el fallo y seguir como hasta ahora, prometiéndoles también cobertura jurídica

Asimismo, han aludido al decreto que preparan desde el gobierno autonómico con el objetivo de no cumplir la sentencia y prometido desafiantemente que en los años venideros habrá más catalán en los colegios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.