El TSJC da 10 días al Govern para aplicar el 25% de castellano en las aulas catalanas

Se aprieta el cerco después de lustros de permisividad con la política de inmersión lingüística de las fuerzas separatistas.

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha declarado firme la sentencia del 25% de castellano en las aulas catalanas y ha otorgado un plazo de diez días a la Generalitat para ejecutarla.

El tribunal declara así firme la sentencia del Supremo que obligaba a garantizar la cuota lingüística en las escuelas y que el propio PSOE ha dicho que acatará.

El nuevo enfrentamiento entre el separatismo contrario a que el castellano-español tenga más presencia en la educación que dedicada a la propia lengua está servido.

En el escrito publicado, el TSJC declara firme la sentencia pronunciada el 16 de diciembre de 2020 tras la inadmisión del recurso de la Conselleria de Educació ante el Tribunal Supremo, por lo que no cabe otra acción que acatar dicha sentencia.

El TSJC también comunica a la Generalitat el contenido del fallo a fin de que «una vez acuse recibe de la comunicación en el plazo de diez días desde su recepción, la lleve a puro y debido efecto y practique lo que exija el cumplimiento de las declaraciones contenidas en el fallo».

Conflicto en curso

El Govern ya ha anunciado que no piensa cumplir la sentencia, iniciando incluso acciones para «blindar» la escuela en catalán.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, anunció que incrementará las inspecciones en las escuelas catalanas para controlar que se cumplen los proyectos educativos en los centros y se imparten todas las clases previstas en catalán, además de poner más profesores en las aulas, en un sistema de «codocencia», que se deba aplicar el 25%.

La decisión judicial afecta a todo el sistema educativo catalán. La plataforma Escuela de Todos, que alberga a 14 entidades en defensa del bilingüismo, ya tienen peticiones de casi 200 familias para que se ejecute la sentencia. Todas ellas reclaman que se aplique el 25% de castellano en las aulas de forma generalizada para acabar con el goteo de demandas, centro por centro, como ha venido ocurriendo hasta ahora.

Desde la Escuela de Todos se señala que «El Tribunal Supremo notifica a la Generalitat la sentencia del mínimo del 25% en las lenguas oficiales» por lo que «el cronometro se ha puesto en marcha» ya que «en 10 días el Govern deberá informar quien es el órgano responsable de la aplicación y cómo la va a aplicar».

En caso de que no lo hagan las partes personadas en el procedimiento podrían pedir la ejecución de la sentencia por lo que se abriría un plazo de dos meses para hacerlo y por eso instan a más familias a sumarse a su demanda colectiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.