El Tribunal Supremo se divide entre partidarios y detractores del recurso de Vox contra el indulto a los presos del procés

En los próximos días, los magistrados de la Sala Tercera del Tribunal Supremo tendrán que pronunciarse acerca de la legitimidad de Vox y PP para recurrir el indulto a los secesionistas.

Existen dudas en el Tribunal sobre si los partidos de la oposición tienen derecho a recurrir los decididos e inminentes indultos a los golpistas del 1-O.

En este sentido, el Alto Tribunal se encuentra dividido en quienes creen que sí, que tienen derecho, o quienes consideran que no.

Pelea en el Supremo.

Cuando los recursos de la oposición lleguen a la Sección Quinta de la Sala Tercera del Tribunal Supremo se iniciará una batalla dentro del propio tribunal para decidir si se paraliza la concesión de los indultos o no.

Mientras que una parte del Tribunal ve legítimas las impugnaciones, otra considera que no es lícito que los indultos sean paralizados por una acusación popular, como en este caso Vox.

A lo anterior, habrá que sumarle la entrada o no en vigor de medidas cautelarísimas que puedan traer consigo impedir la excarcelación de los nueve condenados por secesionismo unilateral y malversación de caudales públicos.

La decisión sería tomada por los magistrados Segundo Menéndez Pérez, Octavio Juan Herrero Pina, Wenceslao Olea, Ángeles Huet de Sande y Fernando Romás. Aunque es posible que la decisión termine siendo debatida y analizada por toda la Sala de lo Contencioso-Administrativo.

Si bien se torna complicado que se decreten medidas cautelarísimas, sí podrían tomarse medidas cautelares que bloquearían las excarcelaciones.

El supuesto de las medidas cautelares.

Este es el más probable de los casos. Llegado el momento, la Abogacía del Estado plantearía la falta de legitimación de los recurrentes para parar la decisión del Gobierno.

Si los jueces no estiman positivamente los recursos de Vox y PP, el procedimiento terminará y en pocos días los presos quedarán libres.

Si por el contrario se considera legítimo el recurso, podría repetirse una situación como la dada en 2013 con la anulación del indulto en el «Caso Kamikaze». Para que eso sucediera, no tendrían que cumplirse los supuestos de «Justicia, equidad y utilidad pública”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *