El Tribunal Superior de Justicia peruano admite un recurso contra las designaciones como ministros de Bellido y Maraví por Pedro Castillo

El Tribunal Superior de Justicia de Lima ha admitido a trámite un recurso de ‘habeas corpus’ que exige la anulación de la resolución que designa a Guido Bellido como presidente del Consejo de Ministros y a Iber Maraví como ministro de Trabajo del Gobierno de Pedro Castillo.

Ha sido presentada por los oficiales retirados Mario Drago Ego, Edmundo Rodríguez, Víctor Sarria y Luis Canevaro.

Según informa el medio RPP Noticias, el recurso recalca estar «a favor» de la Policía y las Fuerzas Armadas del país por «amenaza a su integridad y libertad personal».

En relación con Bellido y Maraví, los demandantes han explicado que:

«Son personas que tienen relación o han mostrado estar a favor de personas y/o grupos vinculados al terrorismo y/o a facciones extremistas que son objeto de investigación y lucha por el personal de las Fuerzas Armadas y policial».

También han solicitado que se ordene a Castillo, presidente de Perú, que no designe en cargos de influencia en sectores como la Policía o las Fuerzas Armadas a personas investigadas por «vínculos con el terrorismo».

Asimismo, los demandantes han llamado a que en caso de que el recurso presentado sea desestimado, se ordene al personal de los cuerpos anteriormente mencionados «no entregar» a Bellido, Maraví «o a cualquier persona que los reemplace si tiene vínculos o haya expresado reconocimiento a facciones terroristas», ningún tipo de «información vinculada a acciones o programas de inteligencia, contrainteligencia, planes, estrategias, tácticas o demás acciones contra el terrorismo y narcoterrorismo«.

«El demandado Bellido es una persona que exalta a una terrorista, que tiene una investigación fiscal por apología del delito de terrorismo, y que incluso ha sido investigada por la misma Policía Nacional».

Ahora, a pesar de todo, los demandantes lamentan que Bellido:

«Tendrá acceso a toda la información vinculada con las estrategias de la lucha contra el terrorismo y narcoterrorismo».

Consideran que es un «enorme riesgo»

La República recoge que los exoficiales señalan en el documento que Maraví, ministro de Trabajo, tiene vínculos con dirigentes del Movimiento por la Amnistía de los Derechos Fundamentales (Movadef):

«Con estos innegables hechos, es sumamente peligroso que el más alto cargo del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo tenga vínculos con rezagos de grupos terroristas y, por su cargo, pueda acceder a información sensible y secreta, precisamente, de la lucha contra el terrorismo y narcoterrorismo».

Maraví ha negado las acusaciones.

CARRASCO, MINISTRO DEL INTERIOR

Por otra parte, Juan Carrascoministro del Interior, ha renunciado al cargo de fiscal provincial titular penal corporativo de Chiclayo, tras la apertura de una investigación preliminar en su contra por presunta «mala conducta».

Este domingo, la Fiscalía confirmó el domingo una investigación contra Carrasco e indicaron que solicitó una «licencia sin goce de haber» – esto es, el permiso que un empleador da a un trabajador– el 26 de julio, la cual fue aprobada el 27 de julio.

Dicha resolución incluye un permiso de 90 días desde el 28 de julio para Carrasco

No obstante, en el momento en que se tomó la decisión, no se conocía su nombramiento como nuevo ministro del Interior.

Como consecuencia, la Fiscalía ha abierto una investigación preliminar dada:

«La incompatibilidad para el ejercicio del cargo de ministro de Estado, a fin de determinar si se habrían transgredido normas constitucionales o legales que rigen la Fiscalía».

OPOSICIÓN CONTRA LOS NUEVOS MINISTROS Y POSIBLE MOCIÓN DE CENSURA

La polémica con los nuevos nombramientos del gobierno de Castillo comenzó después de que la Fiscalía iniciara una investigación contra el primer ministro Bellido por un presunto delito de apología del terrorismo en relación a una serie de actividades que habría realizado en favor de Sendero Luminoso.

Héctor Béjar, ministro de Exteriores, catedrático universitario, escrito y sociólogo ha sido señalado como el fundador en la década de los 60 de la efímera guerrilla peruana del Ejército de Liberación Nacional (ELN) durante la dictadura del general Juan Velasco Alvarado (1968-1975).

La oposición ha amenazado con presentar una moción de censura si Castillo no rectifica y sustituye a los ministros «con relación con el terrorismo».¡

El portavoz de Renovación Popular, Jorge Montoya ha declarado que:

«Exigimos el cambio de los ministros que tienen relación con el terrorismo. Deben irse los ministros cuestionados, también el primer ministro si es que es cierto de lo que le acusan».

Montoya ha solicitado a Castillo además acabar con su promesa de una Asamblea Constituyente con la que redactar una nueva Carta Magna

La moción de censura, según indican, «es una opción al final de la lista«, hay «muchas antes».

El portavoz ha añadido ante las cámaras que «todos los partidos en general» le han hecho saber a Castillo que no aceptan la Asamblea Constituyente, pues «está representando al país, no a una facción».

El nuevo Gobierno necesita ser respaldado por el Congreso, de mayoría opositora

Con las únicas excepciones de Perú Libre y la otra formación de izquierdas, Juntos por el Perú, el resto han rechazado el nombramiento de Bellido.

El Parlamento puede presentar una moción de censura por «incapacidad moral» que deberá ser avalada por dos tercios de la cámara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *