El Tribunal de Cuentas ordena a ex altos cargos independentistas depositar 5,42 millones de euros bajo pena de embargo

El Tribunal comunica a 40 ex altos cargos de la Generalitat que desviaron 5,15 millones de fondos públicos ilegalmente en la red exterior catalana. Ahora deben pagar también los intereses (unos 300.000 euros).

Esta es la mayor factura impuesta hasta ahora por el Tribunal de Cuentas a los independentistas.

El supremo órgano fiscalizador del Estado ya reclamó a Artur Mas y sus colaboradores que devolvieran 5,2 millones por la consulta ilegal del 9-N en 2014. El pasado año fueron reclamados otros 4,1 millones a Puigdemont y su equipo por el referéndum ilegal del 1-O de 2017.

La delegada instructora del organismo fiscalizador, Esperanza García, ha notificado a los representantes de Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Artur Mas o Raül Romeva, entre otros, que deben reunir ese dinero para depurar su responsabilidad contable. Los citados políticos utilizaron fondos de forma ilegal para sostener la red exterior de la Generalitat durante el período 2011-2017.

Acto final.

En el acto de hoy, se entrega a los presuntos responsables la llamada Acta de Liquidación Provisional como resultado de la instrucción. En ella los independentistas podrán presentar sus alegaciones.

Finalmente, se decidirá si condenarles en firme al pago del dinero y las multas o si archivar el caso si no se halla responsabilidad contable.

Deuda solidaria entre independentistas.

Aunque los expresidentes Artur Mas con casi 2,8 millones, Carles Puigdemont o el ex vicepresidente Oriol Junqueras (casi dos millones cada uno) reciben las mayores multas, la responsabilidad es solidaria y entre todos deben asegurar los 5.422.879,48 euros.

Carles Puigdemont ha clamado contra el Tribunal de Cuentas: «Es franquismo de fondo y forma».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.