El Supremo golpea a Hacienda y permite que los autónomos se deduzcan las comidas del trabajo más fácilmente

Hacienda aplica una regulación muy estricta mediante la que exige una clara justificación del gasto a la hora de que un autónomo pudiera hacer deducciones.

Todos los gastos en general, pero en concreto vamos a enfocarnos en lo relacionado con los derivados de comidas, cenas o regalos realizados a clientes o proveedores.

Concretamente hasta ahora necesitabas remitirle a Hacienda la factura con el gasto. Pero para ello, exigía que el gasto de la comida crease un ingreso en las cuentas de autónomo para que fuera deducible.

No obstante el Tribunal Supremo acaba de crear jurisprudencia con la sentencia 458/2021, que disminuye las dificultades del autónomo para deducirse comidas.

La sentencia supone un gran avance puesto que reconoce la existencia de costes indirectos

De hecho, un informe de Autónomos y Emprendedores, apoya esto. Los autónomos pierden 5.000 millones de euros al año como consecuencia de no poder deducirse costes reales de sus negocios como el vehículo, el móvil o la ropa de trabajo.

Aunque lamentablemente estos gastos seguirán sin poder ser deducibles, con los derivados de las comidas será mucho más fácil que hasta ahora.

La sentencia elimina el criterio de Hacienda, que obliga a que para que un gasto sea deducible, debe estar directamente relacionado con un ingreso

Los autónomos podrán desgravarse este tipo de gastos más fácilmente, ya que sólo tendrán que demostrar en caso de inspección que la persona a la que han invitado a comer o han enviado un regalo es un cliente o proveedor del negocio.

Para justificar esto, bastaría con mostrar alguna conversación de WhatsApp, correo electrónico o factura con el nombre de la persona invitada por el autónomo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *