El Supremo estima los recursos presentados contra el enchufismo de Delgado: «No hay que incurrir en un voluntarismo que degenere en arbitrariedad»

La Sala Tercera del Tribunal Supremo ha estimado los recursos presentados por la Asociación de Fiscales AF y el fiscal José Miguel de la Rosa contra la designación de Eduardo Esteban como fiscal de Sala de Menores, por decisión de la fiscal general del Estado, Dolores Delgado.

El fallo de esta decisión se adelantó antes de Semana Santa y este jueves, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo, ha dado a conocer el contenido de las sentencias que anulan el nombramiento de Esteban.

El ponente de la sentencia sobre el recurso de la AF ha sido el magistrado José Luis Requero y Pilar Teso, la del presentado por Miguel de la Rosa.

Delgado, actualmente de baja médica tras una intervención en la columna vertebral, ignoró la especialización de Miguel de la Rosa, candidato al mismo puesto que Esteban y mayor experto de menores de la Fiscalía para dicho puesto, por alguien que no tiene ni parecida experiencia.

EXPERIENCIA Y MÉRITOS DE LOS CANDIDATOS EN MATERIA DE MENORES

Los méritos del fiscal elegido por Delgado, Esteban, en materia de menores son meramente una ponencia y dos cursos:

  • Impartió la ponencia «El menor y el incapaz ante el Juzgado de guardia» (1999), dirigida a Secretarios Judiciales.
  • Asistió al curso organizado en el año 2000 por la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado sobre la Ley Orgánica 5/2000.
  • Puede esperarse que abordara el tema de menores en el curso «Las Fiscalías provinciales y sus relaciones de coordinación con los Fiscalías de Área y las Secciones correspondientes», celebrado en 2008 con dos ediciones, en el que intervino como profesor o ponente.

Por otra parte, los méritos del otro candidato y demandante, Miguel de la Rosa, descartado por Delgado en materia de Menores son muy extensos virtud de una larga trayectoria profesional como fiscal de Menores y más de 80 conferencias:

  • Estuvo destinado en la Sección de Menores de la Fiscalía de Madrid (1999/2001) .
  • Fue fiscal adscrito a la fiscal de Sala Coordinadora de Menores (2008/2012). En este cargo redactó los borradores de cuatro Consultas, diez Circulares y seis Instrucciones (entre ellas la Instrucción 3/2008 que establece los criterios de actuación y funciones del Fiscal de Sala Coordinador de Menores y de las Secciones de Menores).
  • Ha impartido más de ochenta conferencias entre el año 2000 y 2019 siempre en materia de menores.
  • Ha sido director de tres cursos y codirector de otros cuatro dirigidos a fiscales y profesor en cursos dirigidos a abogados también en materia de menores.
  • Entre 2001 y 2015 ha publicado cinco monografías, intervenido en tres obras colectivas y es autor de más de sesenta artículos y ponencias.
  • Ha sido miembro de la Delegación española ante el Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas en Ginebra (2015).

SENTENCIA DE REQUERO

La sentencia de Requero afirma que:

«Superada la vieja doctrina que no exigía motivación expresa, esta Sala viene considerando que es preciso motivar y así exteriorizar el cumplimiento de esos límites a los que está sujeto el acto de elección, para no incurrir en un voluntarismo que degenere en arbitrariedad. La mayor especialización en materia de menores debe centrar el juicio de idoneidad, especialización entendida no en sentido orgánico, ni tan siquiera estatutario o funcionarial sino, al menos, en un sentido funcional».

Y añade:

«En su propuesta la fiscal general del Estado ignora a José Miguel de la Rosa, pero nada dice tampoco de los méritos del propuesto en materia de menores. Sólo deduce su capacidad para el cargo sobre la base del plan de actuación que presentó Eduardo Esteban, y se remite a las funciones de coordinador que ha desempeñado en diversos destinos ninguno centrado exclusivamente en la materia de menores- y a su conocimiento de las necesidades de los miembros de la Carrera Fiscal. En todo caso la propuesta no contrasta la idoneidad del propuesto con las exigencias del cargo tal y como se prevén en la Instrucción 3/2008, por cierto, una de las redactadas por don José Miguel de la Rosa».

Asimismo, señala que:

«Si aun en materia de menores Eduardo Esteban hubiera pugnado a la plaza con otro candidato de méritos análogos a los suyos y una andadura profesional sustancialmente parangonable sí podríamos entender que satisface la propuesta el estándar de motivación en cuanto a las razones que justifican su elección. Sin embargo, la realidad es otra y es la que se deduce de los respectivos currículos. Basta estar a ellos para tener probado, con base en hechos notorios, que a la vista del iter profesional y bagaje formativo de ambos candidatos la relación de Eduardo Esteban con la materia de menores ha sido esporádica y mínima, mientras que José Miguel de la Rosa ha hecho de esa materia el centro de su vida profesional; es más ya en 2008 obtuvo un nombramiento discrecional por el fiscal general del Estado al ser designado fiscal adscrito a la entonces fiscal de Sala Coordinadora de Menores».

Por lo que:

«Esas circunstancias no pueden ignorarse, luego la obviedad de que hay una diferencia entre ambos aspirantes tan llamativa hace que decaigan las razones que deduce la fiscal General del Estado en su propuesta sobre la capacidad del nombrado, pues no razona por qué considera que, pese a tales diferencias tan manifiestas, aun así Eduardo Esteban es más idóneo para ese cargo especializado».

Así pues, concluye declarando que:

«En consecuencia, se estima la demanda y se declara la nulidad de la resolución impugnada; se acuerda así la retroacción de las actuaciones para que la fiscal general del Estado emita una nueva propuesta que dé razón de la mayor idoneidad del candidato que proponga para el cargo controvertido tras ponderar y analizar, siempre en cuanto a la materia de menores, los méritos de los dos candidatos en liza, razonamientos que permitan deducir su juicio sobre la capacidad según las exigencias que se prevén para la actuación del Ministerio Fiscal en materia de menores».

SENTENCIA DE TESO

La sentencia de Teso asegura que:

«Se aprecia gran diferencia entre la trayectoria profesional del candidato preterido y la del nombrado, para la plaza de fiscal de Sala de Menores, en cuyo ámbito el nombrado tiene una escasa experiencia. En efecto, el fiscal demandante ya tenía la categoría de fiscal de Sala, mayor antigüedad y abundantes publicaciones en la materia, pero lo relevante es su dilatada trayectoria profesional en Secciones de Menores de las Fiscalías correspondientes, y ello aunque no se trate en puridad de una especialidad tiene el valor que confiere la experiencia».

Y continúa:

«Resulta, por tanto, significativo que la motivación de la propuesta, se limite a resumir los destinos en los que ha servido el fiscal nombrado, se aluda a su capacidad de gestión, a su disposición para generar sinergias positivas, y a su conocimiento de la materia, además de a su experiencia en los derechos fundamentales y a su sensibilidad con los menores. La mayor parte de la motivación expresa legítimas razones, pero se sustenta sobre valoraciones de carácter subjetivo y sobre cláusulas generales que avalan la idoneidad del nombrado, sin dar razón de su procedencia. Mientras que los méritos que aduce el candidato preterido, como es el caso de su destino en Secciones de Menores, revisten un carácter objetivo y comprobable».

Por lo que:

«No han concurrido, en definitiva, dos perfiles similares para el destino de Fiscal de Sala de Menores, que permitan una motivación como la realizada en este caso, sino que la motivación debió de ser reforzada, en los términos expuestos, para explicar los poderosos motivos que hacen que sea relegado precisamente el candidato que tiene experiencia en menores».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.