El Sindicato Solidaridad exige la retirada del cartel feminista «Yo soy tú y somos ellas», financiado por el Ayuntamiento de Burgos y Comisiones Obreras

España en general, y Burgos en particular son rehenes de la religión climática y feminista promulgadas y fomentadas por la Agenda 2030, que tanto odio, confrontación y división están generando entre los españoles.

Una Agenda 2030 secundada por el 99% del espectro político, Partido Socialistas, Unidas Podemos, Más País, Ciudadanos, Partido Popular, separatistas, nacionalistas y bilduetarras

Una religión feminista que trata de imponerse, por todos los medios, en todos los ámbitos de la vida, generando un odio hacia uno de los sexos, el hombre por el mero hecho de ser hombre, amparada y respaldada por administraciones públicas y organismos que poco a nada tiene entre sus objetivos.

Una criminalización que hace saltar por los aires la presunción de inocencia, una criminalización que es dotada de miles de millones de euros, una criminalización que no soluciona el problema de fondo, la violencia

En línea con lo expuesto, hemos podido ver como administraciones locales, como el Ayuntamiento de Burgos, y sindicatos, como Comisiones Obreras de Burgos, destinan parte de su presupuesto, cuyo origen son todos los burgaleses, a un acto o “espectáculo”, que lleva por nombre “Yo soy tú y somos ellas”, donde se puede ver expresamente en el cartel, como dos mujeres degollan con un cuchillo a un hombre.

El “espectaculo” catalogado como “pro-igualdad” está programado para celebrarse en el Monasterio San Juán (Burgos), el 30 de noviembre a las 19.30h

Desde el sindicato Solidaridad mostramos nuestro más absoluto rechazo ante tal acto deleznable, financiado por Comisiones Obreras, sindicato que ha abandonado su finalidad, la defensa de los trabajadores, para convertirse en un brazo ejecutor de las políticas progresistas de división del gobierno de turno, y financiado también por un Ayuntamiento de Burgos más pendiente de financiar actos que dividen a los burgaleses en lugar de destinar recursos a pymes, autónomos y familias burgalesas.

Por todo ello, desde el sindicato Solidaridad condenamos y exigimos la retirada del cartel, así como los recursos que tanto ayuntamiento como sindicato hayan destinado a financiar tal acto, que nada contribuye al bien común de los burgaleses, e incluso creemos puede ser constitutivo de delito de incitación al odio y a la violencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *