El PSOE cobra de Ecuador; 270.000 para el líder de Torrejón de Ardoz por «asesoramiento emocional»

El Gobierno de Ecuador de Rafael Correa contrató los servicios profesionales del líder socialista de Torrejón de Ardoz (Madrid), Guillermo Fouce, entre 2016 y 2020, para «asesoramiento emocional» a los inmigrantes ecuatorianos residentes en España.

Cinco contratos fueron adjudicados a dedo, sin concurso público y de manera discrecional a través de la Fundación Psicología Sin Fronteras, en la que Fouce es presidente, por valor de 270.000 euros.

Los pagos se hicieron a través de la Embajada de Ecuador en Madrid

El embajador que comenzó este tipo de adjudicaciones fue Miguel Calahorrano, nombrado por Correa. También fue ministro suyo y responsable de la mayoría de los pagos millonarios de la Embajada de Ecuador a Kinema, la cooperativa de Podemos, y a otras empresas interpuestas del partido.

Según OKDIARIO y los documentos que obran en su poder, los contratos fueron los siguientes:

  • Primer contrato. Firmado el 1 de marzo de 2015, por 61.893 euros. Tenía una duración de 10 meses, hasta el 31 de diciembre de ese año.
  • Segundo contrato. Firmado el 23 de mayo de 2017 por 60.000 euros. Empezó el 1 de abril con una duración de nueve meses.
  • Tercer contrato. Firmado el 13 de diciembre de 2017, esta vez anual, por 60.000 euros. Comenzó el 1 de enero de 2018.
  • Cuarto contrato. Renovación del contrato anual, empezando en enero de 2019 con un aumento hasta los 75.000 euros.
  • Quinto contrato. Renovación anual; empezó el 1 de enero de 2020 y se interrumpió el 31 de marzo «por motivos de fuerza mayor» tal y como indica una carta de Fouce a la Embajada de Ecuador. Esos tres meses cobró 14.950 euros.
Esa parada coincide con el comienzo de la pandemia

GUILLERMO FOUCE

Fouce, apadrinado del histórico del socialista Tomás Gómez, fue el líder del PSOE de Torrejón de Ardoz desde 2011, secretario general del partido, concejal del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz y portavoz de la agrupación en la Corporación municipal.

En 2018, a raíz de una pelea interna en el PSOE, abandonó el partido y todos sus cargos, pero ya llevaba años simultaneando los pagos del Gobierno de Correa y su carrera política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *