El presidente de Kazajistán ordena «disparar a matar» sin previo aviso contra los manifestantes

El presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáyev, ha afirmado hoy viernes 7 de enero, durante su discurso a la nación televisado, que ha dado la orden expresa de «disparar a matar», sin previo aviso, contra los manifestantes que vienen ocasionando graves disturbios en los últimos días, a los que no ha dudado en calificar de «bandidos», si ofrecen resistencia a las autoridades.

Según palabras del propio presidente, «20.000 terroristas están atacando Almatí», la antigua capital y epicentro ahora de los desórdenes.

«Di la orden a los órganos de la policía y el Ejército de disparar a matar sin previo aviso»

El presidente ha alertado de que no mantendrá ningún tipo de diálogo «con bandidos armados y preparados, tanto locales como extranjeros».

En Almatí, no han cesado los enfrentamientos y continúan escuchándose disparos de armas automáticas. En todo el país está todavía vigente el estado de emergencia y el toque de queda.

«Los que no se entreguen de inmediato, serán aniquilados». Para Tokáyev, detrás de la revuelta están «figuras extranjeras»

Según datos facilitados por el Ministerio del Interior, hay 3.000 personas arrestadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *