El PP vasco considera que el PNV se ha convertido en un partido «radicalizado» y «de izquierdas» después de que este pacte los presupuestos con bildu

Iturgaiz cree que la actual dirección de la formación separatista forma parte de «una estrategia política de fondo» y que el PNV «se está radicalizando y batasunizando a marchas forzadas».

Cada vez es más difícil defender lo contrario, aunque muchos vascos «de derechas» no lo quieran admitir

Lo cierto es que, aunque el electorado mayoritario del PNV siempre ha sido «centrista» o incluso en muchos casos «derechista», las políticas llevadas a cabo por el mismo en las últimas dos décadas, poco tienen que ver con las del partido que fundara el tradicionalista vasquista Sabino Arana.

El programa del PNV es innegablemente socialdemócrata en lo económico, aunque con incentivos para asuntos de interés general como la creación de empresas. El principal atractivo para la inversión del País Vasco, más allá de su herencia industrial, su concentración poblacional y su cercanía a Francia, es el concierto vasco; algo que el PNV defenderá siempre con uñas y dientes.

En este sentido y asumiendo que la descentralización fiscal es de derecha (y derecha dura y tradicional) y no de izquierdas, el PNV sí es de derechas. Por otra parte, en España, la izquierda es federalista asimétrico desde 1920. Eso le lleva a defender un concierto que, por herencia histórica, solo disfrutan País Vasco y Navarra.

La política del PNV en materia de subsidios a la inmigración, la inmigración ilegal, renta universal y su habitual connivencia con los okupas y manteros, no anda muy lejos de la de la extrema izquierda. Por otra parte, no puede decirse que el PP ande tampoco tan alejado del PNV en estas y otras muchas materias. Recordemos que no todo el PP es el conservador Iturgaiz, y que en muchas comunidades- como Galicia- el PNV es, de hecho, un referente a seguir entre los populares.

No es de extrañar que buena parte de los viejos votantes no independentistas de PP y Partido Alavés en País Vasco, ahora se resignen a votar a un PNV que, sea o no de derechas, sienten que defiende a grandes rasgos sus intereses como ciudadanos vascos.

En las votaciones del Congreso, resulta muy sintomático que prácticamente siempre PNV vote con Bildu o PSPV, prácticamente nunca con PP y nunca con Vox. Esto es así incluso en cuestiones ajenas al euskera o al autogobierno (temas en los que inevitablemente los partidos de centro y derecha española y el PNV están destinados a chocar de frente).

En el PNV se ve como en pocos otros partidos en Europa eso de «política de izquierdas con voto de derechas»

Y es que, España- sobre todo País Vasco y Cataluña- como Reino Unido, Alemania, Canadá o el sur de Bélgica, es uno de esos países en los que a gran parte de la derecha sociológica le da igual todo mientras la economía marche medianamente bien.

Lo de que la economía marche bien hasta cierto punto es relativo y depende más del bienestar de cada uno que de la buena gestión política. A veces, el ciudadano de centro o derecha siente que su partido lo está haciendo bien con su país o región si a él le van las cosas medianamente bien. Esto es así incluso aunque el bienestar económico y social no sea tanto por méritos propios, como por herencia histórica y/o motivos ajenos a la decadente política actual.

Moleste a quien moleste, el PNV es un partido que ha asumido como propia la socialdemocracia, y no una socialdemocracia moderada, sino la de cariz más «progre/ woke» que enarbola el PSOE en España.

Si que es cierto que el PNV defiende una política agresiva de «vasquización», imponiendo cada vez más el euskera y fomentando la identificación de los ciudadanos vascos con una conciencia nacional vasca ajena a la española. Pero eso no lo convierte en un partido de derechas… por esa regla de tres, Bildu y la izquierda abertzale también serían de derechas.

Si Sabino Arana pudiera ver con sus ojos en qué se ha ido convirtiendo la formación que él en su momento fundó, renegaría claramente de ella. Ya en su momento, dejó muy claro que él era antes católico que vasco y que, el mayor motivo por el que la independencia de Euskadi era imperativo, era el de separarse de la liberal y secular España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *