El PP cede ante Vox y acuerda eliminar los informes de impacto de género en materia urbanística

La ley Ómnibus, el proyecto legislativo que reforma medio centenar de normas vigentes e implementa otras nuevas, encara su recta final después de meses de tramitación en la Asamblea de Madrid. Los grupos han logrado añadir 80 enmiendas al texto elaborado por el Gobierno autonómico en materia sanitaria, económica o de trámite administrativo.

Ambos partidos han comparecido juntos desde la Cámara de Vallecas para escenificar el pacto que permitirá aprobar la ley, acordando cambiar la ley del Suelo para que a partir de ahora no sea necesario solicitar los informes de impacto sobre la identidad o expresión de género en la tramitación y aprobación de las normas de este ámbito. Esta exigencia existía en la Comunidad de Madrid desde 2016, cuando se aprobaron las leyes LGTBI regionales. 

«Cosas como esta (…) han tenido como consecuencia el retraso de obras públicas y de creación de vivienda, con la consiguiente paralización de la inversión en la región», han esgrimido desde Vox. 

«Los informes que se llevan emitiendo desde que entraron en vigor ambas leyes han puesto de manifiesto la nula incidencia que dichas leyes tienen en el ámbito urbanístico, ya que se trata de normas absolutamente neutras desde el punto de vista de la identidad de género», han señalado por su parte desde la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior. 

Rocío Monasterio ha «invitado» directamente al Ejecutivo regional a suprimir las dos leyes autonómicas que discriminan «positivamente» a los colectivos LGTBI y trans. «En Vox somos partidarios de tener el menor número de leyes posibles, con lo cual, deroguemos esas leyes, que no sirven para nada«, ha señalado la portavoz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *