El pastel del poder

Otra vez el Partido Popular ha dejado claro que no es un partido de Estado, de nuevo repartiendo cromos, otra vez se han repartido el pastel que para ellos es Radio Televisión Española.

4 pedazos del pastel para el PSOE, 3 para el PP, 2 para Podemos y el último pedazo para PNV. Solo VOX y Ciudadanos decidieron quedarse fuera de esta vergonzosa actuación. Y si, he criticado solo al PP en este reparto, porque era el único de los cuatro participantes del que me esperaba algo más.

Además de esta lamentable actuación del PP, ha tenido otra aún más patética, su aborrecible actuación en el reparto de los miembros del Consejo General del Poder Judicial. Ya dediqué una columna en octubre a ello, pues este tema trae cola.

De nuevo la misma cantinela que entonces. O casi, el PP está en su peor momento, humillado por su mayor rival, VOX, en las elecciones catalanas, donde sacó el triple de diputados, pues bien, aprovechándose del desmoronamiento del PP de Casado, Sánchez descolgó el teléfono y llamó a Casado, hay que desbloquear la renovación del CGPJ, y ahí se pusieron, como en el consejo de RTVE, pero en este caso no ha terminado de funcionar ¿Por qué? Porque que esté Podemos en la elección de jueces del CGPJ demuestra que lo que le molesta a el PP no es que se controle a los jueces, sino que sea otro partido el que controle a los jueces.

Hay algo que quise dejar claro desde mi primera columna, y es que no tenemos los políticos que nos merecemos, no tenemos los políticos que necesitamos… pero desde luego, tenemos los políticos que hemos votado.

Otro de los grandes temas últimamente, como no podía ser de otra forma, es que se acerca la festividad de las hembristas, el 8-M, y esta semana ha habido un cúmulo de contradicciones dentro de los 2 partidos del Gobierno: PSOE y Podemos, el lunes pasado el Gobierno dijo que habría 8-M, y claro, la gente sensata, ya fuese de un signo político u otro, les criticó con mucha dureza, llevamos muchos confinamientos como para que el Gobierno llame a manifestarnos masivamente, de nuevo, con una pandemia todavía entre nosotros.

La primera persona en poner algo de cordura, después de la avalancha de críticas, eso sí, fue la nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, que dijo que no debía haber manifestaciones masivas, tras ello, el Gobierno entonces limitó a 500 personas el aforo de las manifestaciones el 8-M, porque como todos sabemos con menos de 500 personas el COVID no te ataca, por eso las reuniones máximas en el día a día son de 6 personas.

Tras desmarcarse el PSOE de las manifestaciones, Equenique el portavoz de Podemos, dijo que Podemos sí iría, que ellos no iban a dejar solas a las mujeres. Muy ufano él, quería apuntarse un tanto en esta guerra feminista que están teniendo entre el PSOE y Podemos , y la verdad es que entre feministas radicales quedó muy bien, pero entre las moderadas no tanto, y por eso Irene Montero, ministra de Igualdad se desmarcaba de las palabras de su portavoz y dijo que harían “actos institucionales, pero no manifestaciones”. Y así siguen en Podemos, sin saber muy bien que harán exactamente.

Por otro lado, pero sin alejarnos del todo, hay una cosa que no me ha gustado nada en VOX este fin de semana. El multitudinario mitin que tuvo Macarena Olona en Sevilla, no se puede estar en misa y replicando, no se podía repetir el ridículo de Vistalegre el 8-M y ahí están, repitiendo algo similar, otra reunión masiva cuando no era necesario. Otra vez mal.

Y yo he estado en manifestaciones a lo largo de este año, incluida la de VOX, pero fue en coche, no hubo riesgo de contagios, como estuve en las que organizó, también en coche la escuela concertada, y la de la hostelería, también en coche. Si pides algo, debes ser coherente también con los actos que haces.

Psta: Quiero despedirme dando mi más sentido pésame a la familia y amigos del grandísimo Enrique San Francisco, que ha fallecido este lunes a los 65 años, se nos va un grande. D.E.P.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *