El Partido Popular de Logroño exige que se explique a los vecinos el Sistema de Multacar que se ha implantado en la zona azul y verde

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Logroño, Pablo Santaolalla, ha denunciado hoy que el Gobierno local haya puesto en marcha un sistema de multacar para la zona azul y verde de la ciudad sin comunicación alguna a los vecinos.

Tal y como ha explicado se trata de una flota de 3 coches, adscritos al contrato del servicio de aparcamiento vigilado en superficie  (ORA).  Los vehículos van equipados con dos cámaras y recorren las zonas azules y verdes de la ciudad. Capturan imágenes de ubicación de los vehículos aparcados para geoposicionarlos y registrar las matrículas que se contrastan con la información de los tickets y si hay indicio de incumplimiento de la ordenanza envían aviso a los controladores de a pie para que acudan a sancionar de manera inmediata.

Tres vehículos equipados con cámaras recorren las zonas para controlar posibles infracciones

“No compartimos que este sistema se haya en puesto en marcha sin comunicarlo previamente a la ciudadanía, un nuevo ejemplo de falta de transparencia y de información a los vecinos y que además suscita dudas sobre cómo se ha implantado”, ha señalado el concejal popular.

En este sentido preguntarán al Gobierno local si la utilización de estas cámaras cuenta con la autorización administrativa necesaria y si en el vehículo va solo una persona conduciendo y manejando los dispositivos: cámara, tablets u ordenadores. “La Ley de Seguridad Vial establece que en otras ciudades se han implantado sistemas similares pero en cada vehículo  van dos personas y cuando se detecta la infracción el copiloto baja del coche y sanciona”, ha explicado el concejal popular.

Los populares añaden que el Ejecutivo local debe dar explicaciones sobre todas estas cuestiones

El concejal ha señalado que desde el inicio del mandato el alcalde, Pablo Hermoso de Mendoza, ha llevado a cabo una política de persecución de la utilización del coche en la ciudad. Así ha citado la supresión de unas 1.500 plazas de aparcamiento en superficie a las que sumarán más en calles como Muro de la Mata, Avenida de Portugal o Murrieta; el incremento del precio de la zona azul en un 20%,  el paso de 854 plazas de zona blanca a azul o verde en 18 calles de la ciudad o las intervenciones que se están ejecutando y que están complicando la circulación en la ciudad y generando atascos y problemas que antes no existían.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.