El Partido Popular de Logroño denuncia la incapacidad del gobierno socialista para garantizar el servicio de Policía Local

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Logroño alerta de que la incapacidad negociadora del Gobierno socialista de Pablo Hermoso de Mendoza, anclado en la soberbia institucional, está poniendo en riesgo los servicios que presta la Policía Local.

Son varios los servicios policiales afectados por una mala gestión del Gobierno de Hermoso de Mendoza

En este sentido citan desatención en servicios como la emisora, atestados, servicio nocturno y especialmente grave es la situación en la protección de las mujeres en riesgo de violencia de género.

Los populares denuncian que durante el mes de junio el servicio de la unidad responsable de la atención a mujeres en riesgo de violencia de género y de las denuncias por ruidos solo se prestó cuatro noches. A esta situación se suma que otros tres días no se prestaron los servicios mínimos en la Unidad de Convivencia puesto que solo se contaba con un agente cuando el servicio debe prestarse con dos; y el día 12 de junio no hubo nadie en ninguno de los turnos.

Los populares denuncian que se estén desatendiendo servicios que han sido absolutamente prioritarios para el Ayuntamiento logroñés y referentes en la política municipal local como el de la Unidad de Convivencia que lleva a cabo un trabajo preventivo fundamental. Consideran que es inadmisible que en asuntos tan sensibles la única respuesta del Ejecutivo local sea la altanería y el silencio, añaden que la gestión pública requiere actitudes de las que carece Hermoso de Mendoza y su Gobierno.

En el mes de junio el servicio de la unidad de atención a mujeres en riesgo de violencia de género y denuncias por ruido sólo se prestó cuatro noches

Desde el Grupo Municipal Popular plantean la necesidad de elaborar un Plan Director de Policía Local que defina el modelo policial en nuestra ciudad y las líneas estratégicas de trabajo que deben seguirse entre las que señalan la proximidad con el ciudadano (policía de barrio, territorialización, …), la prevención (Unidad de Convivencia, gestión de la diversidad, …) y organización (tecnología, formación, gestión de recursos humanos, …).

Un plan que debería ser trabajado y consensuado con la participación tanto de los grupos políticos como del entramado social de la ciudad y contando con la participación activa de los propios agentes de la Policía Local, y que debería sentar las bases de la Policía Local de la próxima década.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.