El organismo que controla los contratos públicos está bajo mínimos de personal

Apenas 10 de los 35 puestos La Oficina Independiente de Regulación y Supervisión de la Contratación (OIRESCON) están cubiertos.

El objetivo de este organismo-controlado por el Ministerio de Hacienda aunque con funcionamiento autónomo- es velar por la legalidad de los contratos de la administración.

Estos contratos representan un 23,4% del gasto público en España (un 9,6% del PIB).

OIRESCON alerta de la necesidad de mantener un control estricto sobre las adjudicaciones públicas de la administración, tanto por el Gobierno central como por las comunidades autónomas: «La contratación pública es un ámbito expuesto a las prácticas de corrupción«.

El control de la contratación pública supone un descomunal volumen de trabajo. Una batería de informes analiza todas las adjudicaciones otorgadas por la administración.

El pasado mes de junio, la entonces directora, María José Santiago, presentó su dimisión poco después de firmar un informe crítico con los contratos sanitarios firmados para hacer frente a la pandemia del Covid.

Entre otros informes no menos críticas, M.J Santiago advertía de «errores» en la publicidad de las licitaciones y de «incoherencias».

Su puesto pasó a ocuparlo María Luisa Araújo, consejera de Economía y Hacienda en Castilla-La Mancha entre 1999 y 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.