El obispo de Solsona renuncia al sacerdocio para irse a vivir con una escritora de novelas eróticas de ambientación satánica

Xavier Novell ha dejado súbitamente el obispado de Solsona. Se especula con varias razones y se sabe que el ex obispo- ahora obispo emérito- mantiene una relación sentimental con una mujer.

En 2010, con 41 años Novell se convirtió en el obispo más joven de España. Ahora, con 52 ha renunciado como obispo de Solsona (Lleida). Hace unos días Novell sorprendió al explicar en el obispado que el papa había aceptado su renuncia «por motivos personales».

La razón personal de la dimisión tiene que ver con la relación sentimental que Xavier mantiene con Silvia Caballol, psicóloga y extravagante escritora de novela erótica. Una de las novelas de Caballol, El infierno de la lujuria de Gabriel, tiene con connotaciones satánicas. Según el portal religión digital, Novell habría pronunciado la frase: «Me he enamorado y quiero hacer las cosas bien».

Se prevé que Xavier Novell siga siendo obispo emérito de Solsona y que solicite a la Santa Sede la dispensa de la promesa de celibato y de obediencia. Esto le devolvería a la condición de laico, sin salir de la Iglesia. El proceso es largo y requiere de un estudio particularizado.

Novell, un obispo atípico.

En Xavier confluyen varias corrientes políticas e ideales un tanto conflictivos entre sí. Por una parte, el ex obispo se mantiene en una línea interpretativa rigurosa respecto a los evangelios. Hay quienes lo vinculan con el Opus Dei.

Por otro lado, Novell se ha declarado en más de una ocasión favorable a la independencia de Cataluña y próximo a las formaciones PdCat/ JuntsxCat. Estas agrupaciones gobiernan Cataluña junto a la extrema izquierda de corte separatista, feminista y lgtbi friendly. Dichas tres corrientes también son muy compatibles con los actuales idearios de PdCat/ JuntsxCat, pero poco con la iglesia católica, especialmente con sus sectores más conservadores (a los que Novell es próximo en varios puntos).

A pesar de su conservadurismo en materias como el aborto o la homosexualidad, Novell fue bastante liberal-progresista en sus inicios como obispo. No era extraño verle en la TV pidiendo reivindicando el papel de la mujer en la iglesia y pidiendo el fin del celibato. Él mismo ha confesado que de adolescente soñaba con formar una familia.

Con el tiempo defendió, no obstante, terapias contra la homosexualidad. Su discurso llevó a que el ayuntamiento de Cervera le declarase persona nongrata.

Más adelante cargó contra el aborto. No es que sea algo extraño en un clérigo católico, pero sí que levantó muchas ampollas en la opinión pública española y sobre todo en la catalana, una de las más izquierdistas del continente europeo al fin y al cabo.

Las polémicas siempre estuvieron presentes en sus misas. A menudo emitía referencias al Procés, decantándose a favor de la independencia de Cataluña.

Incluso dentro del ámbito estrictamente religioso, Novell ha sido un sacerdote muy particular. Aunque tocaba muchos frentes, decidió especializarse en demonología y en exorcismos.

La nueva vida de Xavier Novell.

Como adelantábamos antes, está previsto que siga siendo obispo emérito, aunque lo normal es que pida la dispensa del celibato y la obediencia para entregarse a otro tipo de «pasiones». Cuenta la prensa catalana que él busca trabajo como ingeniero agrónomo.

Su relación con Silvia Caballol ya es pública, por lo que no tendría mucho sentido tratar de ocultarla.

Caballol no es menos polémica y extravagante que Novell. Siendo psicóloga decidió cultivar su faceta como escritora especializándose en novela erótica. La ambientación, estilo y enfoque de estas novelas es peculiar y a menudo toca de lleno prácticas como el satanismo.

De más joven, Caballol se casó con un árabe con el que tiene dos hijos y estuvo viviendo en Marruecos. Tras divorciarse fue a vivir a Manresa. 

El obispado, por su parte, considera que la causa de la renuncia, no desvelada oficialmente, «obedece a razones estrictamente personales y, por tanto, la corroboración o no de estas informaciones pertenecen a su estricto ámbito personal».

En TV3, la famosa monja independentista de extrema izquierda, sor Lucía Caram ha cargado contra el ex obispo. Ha afirmado que su decisión «no tiene nada que ver con el celibato». Caram apunta a que Novell era una persona «inestable emocionalmente».

Al parecer, desde Roma no se veía con buenos ojos su implicación en las llamadas «terapias de conversión» para homosexuales, contra las que el Vaticano se ha posicionado en los últimos años.

«Me da pena Xavier Nonell. Es un juguete roto», ha afirmado Caram, quien ha criticado duramente la postura del ya ex obispo en relación a los homosexuales y a los divorciados. Según la monja, aunque en sus primeros años estaba abierto a que las mujeres formasen parte de la Iglesia, tras unos años en Roma volvió de allí más radicalizado. Según Caram, él mismo había pasado por una terapia de conversión en el pasado. «Era un hombre lleno de contradicciones».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *