El magrebí que agredió brutalmente a un policía en Zaragoza tenía una orden de expulsión

El magrebí que agredió brutalmente en Zaragoza el 10 de octubre a un inspector de la Policía Nacional y fue detenido en Alicante ayer, tenía una orden de expulsión pendiente que no fue ejecutada por el Ministerio del Interior al no poder localizarle.

El sujeto, de 29 años y sin antecedentes penales, estaba preparando su huida de España cuando fue detenido y será puesto a disposición judicial mañana acusado de un delito de lesiones y atentado contra agente de autoridad.

El sindicato SUP se personará como acusación particular

La detención, en la que participaron agentes de la Brigada de Policía Judicial de Zaragoza y Alicante y Sistemas Especiales de Madrid, tuvo lugar el lunes a alrededor de las 14:40 en la calle Guardiola de Alicante.

Fue trasladado después a la Comisaría Provincial de la Policía Nacional de Alicante en el barrio de Benalúa.

AGRESIÓN

Cabe recordar que la agresión en concreto a la que se refiere, es la que tuvo lugar después de que el inspector de policía le solicitara pacífica y calmadamente que se pusiera la mascarilla puesto que viajaba en transporte público y debía cumplir la normativa sanitaria.

El vídeo de la subsiguiente brutal agresión se hizo viral y permitió identificar con claridad al sujeto

Además de las acusaciones por delito de lesiones y atentado contra agente de autoridad, también se propondrá que se le imponga una sanción sanitaria por incumplimiento de las normas sanitarias.

El parte médico de la víctima reflejaba un derrame en el ojo y magulladuras en todo el cuerpo, principalmente en la cabeza, así pues tuvieron que hacerle pruebas para descartar daños internos.

Las agresiones y atentados contra funcionarios de Policía no paran de subir, este año ha habido 9.000

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *